Sevilla

Comienza la restauración del lienzo de muralla de la Puerta Real de Sevilla

  • Los trabajos en la cerca islámica se centrarán en la limpieza, consolidación e impermeabilización

El lienzo de muralla de la Puerta Real de Sevilla cubierto con los andamios para la intervención. El lienzo de muralla de la Puerta Real de Sevilla cubierto con los andamios para la intervención.

El lienzo de muralla de la Puerta Real de Sevilla cubierto con los andamios para la intervención. / José Ángel García

Una intervención en la piel. Los trabajos de conservación en el lienzo de muralla islámica de la Puerta Real han comenzado con un triple objetivo: su limpieza, consolidación e impermeabilización. La restauración durará un mes, aproximadamente, y forma parte de las actuaciones programadas, de conservación y mantenimiento, que la Gerencia de Urbanismo y Medio Ambiente, desarrolla en los bienes municipales situados en los espacios públicos. La empresa encargada de estas tareas es Artyco S. L.

Este lienzo es uno de los vestigios que quedan en la zona de la muralla islámica, que procedente de la calle Goles, donde se puede ver otro tramo, discurre por el interior de lo que hoy es el caserío en dirección al Arenal, dónde vuelve a ser visible junto a la Torre de la Plata. Por este lugar, antigua Puerta de Goles construida en 1560 por Hernán Ruiz II, maestro mayor que realizó el cuerpo de campanas de la Giralda, entró en la ciudad el rey Felipe II en 1570. Fue su única visita y desde entonces, la puerta pasó a llevar el apellido de real. Lamentablemente, fue derribada en 1862, quedando como vestigio parte de la cerca defensiva.

Los trabajos previstos en esta intervención se centran en la epidermis. Está previsto la realización de tareas de limpieza, consolidación e impermeabilización de las fábricas y del tapial de los restos emergentes de la muralla islámica. Del mismo modo, se actuará sellando la grieta que fractura la reconstrucción que del tapial se hizo en la intervención global de 1995 y se eliminará el revestimiento inapropiado con pintura antigrafitis que cubre esta reconstrucción.

En lo que se refiere a la fábrica de ladrillo cerámico, el método que se propone para el tratamiento es el de una limpieza en seco con cepillo de cerda natural y soplado de aire a presión en toda su superficie (ladrillos y juntas), eliminando las acumulaciones de polvo y suciedad poco adherida. En las zonas donde persista la suciedad incrustada se emplearan otros procedimientos como su reblandecimiento mediante pulverización acuosa seguida de limpieza mecánica y en los casos de persistencia de esta, se aplicarán emplastes de celulosa con disolventes adecuados.

En el caso de que sea necesaria una consolidación de las caras vistas de ladrillo de taco cerámico, se empleará un consolidante a base de silicato de etilo, pulverizando sobre las superficies afectadas. Los morteros que presenten disgregación por arenización o carbonatación, si existen, serán consolidados. No se prevé la necesidad de realizar reintegraciones en las fábricas de ladrillo cerámico. Si hubiera que hacerlo, se emplearán morteros de cal. Por último, se le dará una protección.

En cuanto al tapial, se eliminará la pintura antigrafitis que cubre la recuperación que se realizó en la actuación de 1995. Las fisuras abiertas se sellarán, procediéndose inicialmente a su limpieza con medios mecánicos y realizándose un cosido con varillas de fibra de vidrio corrugadas, de forma que se produzca un cosido perpendicular de la misma, atacando las fisuras desde las dos caras de la tapia. La fisura se rellenará con agua de cal, o mortero fluido, aditivado con látex. Posteriormente se procederá al sellado con mortero de cal, polvo de mármol y acetato de polivinilo. Para la hidrofugación y consolidación de la fábrica de tapia se aplicará un silicato de etilo, hasta la saturación, eliminando posteriormente el exceso.

Sobre la limpieza del enfoscado lateral, no original, se hará con medios manuales y mecánicos, utilizando para ello, de ser necesario, pequeños martillos picadores manejados por personal especializado. Posteriormente se aplicará un estucado de cal y sobre este una jabelga (pintura a la cal transpirable).

En la lápida conmemorativa se realizará una limpieza mecánica con bisturí y tras unas pruebas de limpieza, se utilizará un jabón con ph neutro tensioactivo no iónico con efecto biocida y agua desmineralizada. Las lañas o sujeciones metálicas se limpiaran con cepillo metálico, en seco. Posteriormente se aplicará un inhibidor de la oxidación del tipo. Por último, la limpieza del azulejo representativo se realizará mediante paños humedecidos en agua desmineralizada y con jabones neutros.

“La apuesta del gobierno de la ciudad por tener un contrato permanente y con amplia dotación presupuestaria para acometer restauraciones en bienes patrimoniales permite llevar a cabo actuaciones singulares como esta restauración en la antigua Puerta Real que permitirá mejorar su conservación al igual que estamos consiguiendo con otros muchas esculturas e inmuebles con valor patrimonial de la ciudad a través de intervenciones de conservación o proyectos concretos de inversión”, explicó el delegado de Hábitat Urbano, turismo y Cultura, Antonio Muñoz.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios