Sevilla

Condenada por intentar robar el cepillo de las Cigarreras

  • La mujer tendrá que pagar 240 euros de multa tras esconderse en el templo para robar

El juzgado de Instrucción 14, en funciones de guardia, condenó ayer a una mujer que intentó robar el cepillo de la capilla de la Fábrica de Tabaco, sede canónica de la hermandad de las Cigarreras. La ladrona se conformó con la petición que le hizo el fiscal, que era de tres meses de prisión. Por ello, se redujo la condena a dos meses, que se sustituyeron finalmente por una multa de dos euros diarios durante cuatro meses. En total, 240 euros, según indicaron a este periódico fuentes judiciales.

La condenada es natural de Cáceres y tiene varios antecedentes. La mujer entró en la capilla de la Fábrica de Tabacos, ubicada en la calle Juan Sebastián Elcano, pidiendo permiso al vigilante de seguridad explicándole que necesitaba ir al baño. Después, se escondió en el interior de la capilla y permaneció oculta hasta que ésta cerró. Según su versión, se quedó dormida y nadie se percató de su presencia en el templo. Poco después, alguien vio desde fuera que había luz en el interior de la iglesia y avisó al personal de seguridad de la fábrica de tabacos.

El vigilante llamó a la Policía. Cuando los agentes entraron, la sorprendieron con un destornillador, con el que había arrancado el cepillo de la pared, que estaba intentando abrir. La mujer quedó detenida y fue puesta a disposición judicial para un juicio rápido, en el que la Fiscalía calificó los hechos como un robo con fuerza en grado de tentativa.

Fuentes judiciales añadieron que iba bajo los efectos del alcohol y que se mostró muy indignada cuando le dio las explicaciones pertinentes al juez, puesto que insistía en que se había quedado dormida y se habían olvidado de ella. En los últimos años ha habido varios delincuentes especializados en el robo en iglesias en Sevilla. Todos fueron detenidos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios