Urbanismo

Defensa adjudica el proyecto para reurbanizar Tablada y Pineda

  • Una ingeniería definirá las obras necesarias en las barriadas antes de su recepción municipal

Tres personas caminan junto a las viviendas de la barriada de Tablada. Tres personas caminan junto a las viviendas de la barriada de Tablada.

Tres personas caminan junto a las viviendas de la barriada de Tablada. / M. G.

El Ministerio de Defensa ha adjudicado la redacción de las obras de reurbanización de las barriadas de Tablada y Pineda a la empresa Uxama Ingeniería y Arquitectura para que sean recepcionadas municipalmente. Este es un nuevo paso para desbloquear una reivindicación histórica de los vecinos.

El Instituto de Vivienda, Infraestructura y Equipamiento de la Defensa (Invied) ya cuenta con la empresa que realizará la documentación que contendrá todo lo necesario para definir las obras para adecuar la urbanización existente a los estándares exigidos por las normas municipales y sectoriales. Una vez redactado y obtenidos los informes favorables, el proyecto pasará a exposición pública, periodo de alegaciones y consultas antes de su aprobación en el consejo de gobierno de la Gerencia de Gobierno y la junta de gobierno municipal.

La barriada de Tablada cuenta con las infraestructuras básicas necesarias, como son las redes de abastecimiento de agua potable, suministro de energía eléctrica, saneamiento de pluviales y fecales, telefonía y datos, suministro de gas y alumbrado público. Las calles asfaltadas y aceras pavimentadas se encuentran en un estado muy deficiente, por lo que precisan de mejoras sustanciales. Todas estas redes serán estudiadas por si precisan renovar o ampliar sus instalaciones aprovechando las obras de reurbanización. La redacción del proyecto cuenta con una partida de 48.850 euros y un periodo de ejecución de 18 meses.

Las calles asfaltadas y aceras pavimentadas se encuentran en un estado muy deficiente

La reurbanización tiene previsto conservar la estructura formal y tipológica de la barriada, salvo pequeños ajustes para adecuarse a la normativa de accesibilidad. El uso principal es residencial con algunos equipamientos privados y públicos. Hay construidos nueve locales comerciales y 425 viviendas de diversas tipologías (152 unifamiliares y 273 colectivas distribuidas en 14 portales) que ya no son propiedad del Invied porque fueron enajenadas en su gran mayoría. Los trabajos tendrán que ajustarse para cumplir las determinaciones urbanísticas del PGOU vigente. Un ejemplo es la prolongación de la calle Guillermo Jiménez Sánchez hacia la Avenida de Juan Pablo II.

Dos grandes solares con arbustos y matorrales de casi un metro de altura separan Los Bermejales de Ciudad Jardín de Pineda, una barriada propiedad del Ministerio de Defensa que nació a finales de los años 40 del siglo XX y en la que hoy sólo viven uno cuarenta vecinos en régimen de alquiler, la mayoría viudas de militares y ningún militar en activo. El pliego elaborado por el Invied es bastante similar al de la barriada de Pineda. Las calles asfaltadas y aceras pavimentadas se encuentran en un estado muy deficiente, por lo que precisan de mejoras sustanciales. La redacción del proyecto cuenta con una partida estimada de 42.150 euros y un periodo de ejecución de 18 meses.

Los informes pasarán un periodo de alegaciones antes del visto bueno de Urbanismo

En la conocida como la colonia Ciudad Jardín se encuentran construidas 74 viviendas repartidas en 24 bloques de viviendas plurifamiliares de dos plantas que se distribuyen en siete manzanas. Hay una octava manzana (también de uso residencial) en la que hay actualmente una construcción en estado ruinoso que era una antigua residencia militar hoy en desuso. En este inmueble se podrán edificar pisos conforme al planeamiento vigente previa demolición del edificio ruinoso.

Los vecinos llevan años denunciando dejadez, desatención y descuido por parte del Ayuntamiento y del Ministerio de Defensa. Sin aceras ni asfaltos en algunas calles, abundan los boquetes y baches, y existe un tendido eléctrico con farolas de los años 50 que ofrecen una iluminación lúgubre por las noches.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios