Sevilla

Denuncian una negligencia médica que derivó en un aborto

  • Una familia lleva al juzgado al centro de salud del Polígono Sur por no detectar un embarazo

Rafael Pertegal sostiene la denuncia, junto a su padre, en la puerta del Hospital de la Mujer. Rafael Pertegal sostiene la denuncia, junto a su padre, en la puerta del Hospital de la Mujer.

Rafael Pertegal sostiene la denuncia, junto a su padre, en la puerta del Hospital de la Mujer. / Víctor Rodríguez

Comentarios 1

Una familia ha denunciado al centro de salud del Polígono Sur por una negligencia médica que derivó en un aborto. Nadie en este centro se percató del embarazo que tenía una joven de 30 años que es discapacitada mental y el caso fue tratado como una simple infección. Durante todo el periodo del embarazo, la familia siguió administrando medicamentos antipsicóticos a la joven. Sólo cuando ya fue evidente que estaba en avanzado de gestación fue derivada al Hospital Virgen del Rocío, donde los especialistas constataron que el feto llevaba tiempo sin vida.

El denunciante es Rafael Pertegal Santiago, conocido dirigente vecinal del Polígono Sur e hijo del histórico presidente de la asociación de vecinos Martínez Montañés, Rafael Pertegal Ruiz de Henestrosa. La joven que ha sufrido el aborto es hermana del primero e hija del segundo. "Es inexplicable que nadie en el centro de salud le hiciera una prueba de embarazo, a pesar de que mi hermana se hinchaba cada vez más", expuso este martes a este periódico Pertegal Santiago, que una vez que supo del embarazo hizo los trámites para solicitar la adopción de su sobrino. "Era un niño, iba a llamarse Rafael, como yo y como mi padre, y ya había hecho todo el papeleo para quedarme con él, puesto que mi hermana está incapacitada".

La joven padece una minusvalía psíquica del 65% y así está acreditada en una sentencia judicial. No está en plena posesión de sus facultades mentales. La familia sospecha que ha podido ser violada, ya que tiene un antecedente de violación y un aborto anterior. Por ello, ha solicitado que se le practique al feto la autopsia, para tratar de hallar ADN del padre y denunciar los hechos ante la Policía, para que pueda investigar si se produjo una violación.

Pertegal Santiago ha presentado una denuncia en el juzgado de Guardia. En ella indica que hace aproximadamente siete meses su hermana se sentía mal y acudió al centro de salud del Polígono Sur con un fuerte dolor en los riñones. "Allí le hicieron analíticas y diferentes pruebas y al final le dijeron que era una infección. Le mandaron medicación al efecto", expone el hermano de la damnificada en su denuncia. El pasado 3 de abril, al ver que la barriga de su hermana iba en aumento, la llevó nuevamente al centro de salud, "donde le hicieron otras pruebas y la derivaron a la matrona, puesto que estaba embarazada y que estaba próximo el nacimiento del feto". Pertegal asegura que ya llevaba más de ocho meses de gestación. Incluso antes la habían derivado para otras pruebas al Hospital Duques del Infantado, el Pabellón Vasco.

Tardaron varios días más en darle cita en el Hospital Virgen del Rocío, adonde acudió el 1 de mayo. "Allí me dicen que el feto no tiene vida y que se ha llevado muerto mucho tiempo dentro". El denunciante sostiene en su comunicación al juzgado que en ningún momento nadie de la familia supo que su hermana estaba embarazada, desconoce quién es el padre del niño que finalmente no ha nacido, y en todo el proceso el caso de su hermana ha sido tratado como una infección. "Nos han llegado a decir que es que ella no decía que estaba embarazada. Obviamente, si tiene un trastorno mental, ¿qué va a decir?", se preguntaba este martes Rafael Pertegal en las puertas del hospital de la Mujer, donde su hermana permanece ingresada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios