Sevilla

Detenido en Sevilla un piloto de una patera buscado en Italia por ocho homicidios

  • El sospechoso, de 27 años, estaba viviendo en una casa ocupada en la avenida de la Oliva

  • La Policía lo arrestó durante el desalojo de la vivienda por orden judicial

Los agentes del Grupo de Motos de la Policía Nacional en Sevilla, responsables de la detención.

Los agentes del Grupo de Motos de la Policía Nacional en Sevilla, responsables de la detención. / DGP

Una intervención policial en el desalojo de una vivienda ocupada de Sevilla fue el origen de la detención de un fugitivo italiano buscado por al menos ocho homicidios. Se trata de un joven de 27 años que era el piloto de una patera en la que murieron ocho inmigrantes procedentes de Libia. El sospechoso llevaba tiempo residiendo en la capital andaluza, en un piso ocupado de la Oliva. Fue identificado por la Policía tras el desalojo de la vivienda. 

Según ha informado este lunes la Policía Nacional, sobre el joven pesaba una orden europea de detención, interpuesta por las autoridades italianas. La detención se produjo el 13 de enero, cuando el Grupo de Motos de la UPR (Unidad de Prevención y Reacción) se disponía a cumplir un mandamiento judicial de desahucio en una casa ocupada de la avenida Nuestra Señora de la Oliva. 

Todos los ocupantes de la vivienda fueron identificados por los agentes. En ese momento, la Policía descubrió la orden europea de detención que constaba sobre este hombre. El sospechoso fue trasladado a las dependencias de la Jefatura Superior, donde la Policía Científica comprobó su verdadera identidad. La identidad del hombre responde a las iniciales H. T.

Fue puesto a disposición del Juzgado Central de Instrucción número 2 de la Audiencia Nacional, que decretó su inmediato ingreso en prisión. En esta ocasión se hizo este trámite por videoconferencia, sin necesidad de que el sospechosos tuviera que ser trasladado a Madrid. Se encuentra ahora mismo en la cárcel a la espera de ser extraditado a Italia.

Según las autoridades italianas, el fugitivo había pilotado una embarcación neumática procedente de Libia, en la que habrían perdido la vida al menos ocho personas. Por ello, se le imputan los delitos de homicidio y favorecimiento de la inmigración ilegal.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios