Sevilla

Detenido uno de los autores del crimen de Madre de Dios

  • La víctima es un ciudadano marroquí que recibió una brutal paliza el 14 de mayo y murió once días después en el hospital

  • La investigación apunta a un posible ajuste de cuentas relacionado con el tráfico de drogas como origen de la agresión

Una torreta del barrio de Madre de Dios, cerca del lugar en el que ocurrieron los hechos.

Una torreta del barrio de Madre de Dios, cerca del lugar en el que ocurrieron los hechos. / Juan Carlos Vázquez

La Policía Nacional detuvo hace unos días a uno de los presuntos autores de la muerte de un ciudadano marroquí, que recibió una brutal paliza en la calle Lebreles, en la barriada de Madre de Dios, la noche del 14 de mayo. La víctima, de 34 años e identificado como H. T., murió en el hospital Virgen del Rocío once días después de la agresión, como consecuencia de las lesiones sufridas durante la misma.

El Grupo de Homicidios de Sevilla abrió una investigación tras aquel suceso. La paliza fue tan brutal que la víctima sufrió una parada cardiorrespiratoria. Una enfermera que es vecina de la zona fue la que llamó a la Policía al ver al hombre tirado en el suelo inconsciente. Bajó a auxiliarle. Cuando llegó un patrullero, fue un policía nacional el que logró salvarle la vida en un primer momento, practicándole una maniobra de reanimación cardiopulmonar (RCP).

El servicio de emergencias sanitarias del 061 lo trasladó en estado muy grave hasta el Hospital Virgen del Rocío, en cuya UCI permaneció ingresado durante once días más. Falleció el 25 de mayo. Desde el primer momento, la Policía Nacional barajó la pista de un posible ajuste de cuentas relacionado con el tráfico de drogas como móvil del crimen. 

Avalaron esa teoría varios hechos. Por ejemplo, personas muy cercanas a la víctima no quisieran colaborar con la Policía por miedo a represalias. La paliza se produjo también en una zona marcada por el tráfico de estupefacientes, cerca de donde un conocido narcotraficante del barrio tiene un punto de venta. Siguiendo esa línea de investigación, los agentes llegaron hasta varios sospechosos, vecinos de la misma zona.

Uno de ellos fue detenido a finales de la semana pasada en un control a la altura de Montequinto. El juez lo envió a prisión provisional durante el fin de semana. Se lo considera uno de los autores materiales del homicidio. La investigación continúa abierta y la Policía sigue la búsqueda de al menos dos sospechosos más.

La de H. T. fue la segunda muerte violenta registrada en Sevilla en el año 2019. La primera fue la de un hombre que murió tras recibir varias puñaladas en una reyerta en San Jerónimo, el pasado mes de febrero. Le seguiría el asesinato de una mujer discapacitada en Pino Montano, que se produjo el 26 de mayo, apenas unas horas después de que se certificara en el hospital la muerte de este ciudadano marroquí. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios