Sevilla

Detenido un tironero que abordó a una mujer de 76 años en Sevilla

  • La Policía lo arrestó tras una persecución por la avenida de Kansas City y el polígono de San Pablo

  • El juzgado ha decretado su puesta en libertad con cargos al tratarse de una tentativa y no haber lesiones

La avenida de Kansas City, donde se produjo el tirón. La avenida de Kansas City, donde se produjo el tirón.

La avenida de Kansas City, donde se produjo el tirón. / Belén Vargas

La Policía Nacional detuvo el pasado martes a un delincuente habitual, Ramón S. J., como presunto autor de un robo con violencia por el método del tirón. El sospechoso fue capturado in fraganti, después de que robara el bolso a una mujer de 76 años que paseaba por la avenida de Kansas City. El delincuente huyó a la carrera pero fue perseguido por varias patrullas de la Policía Nacional y Local que se encontraban en las inmediaciones. Tras una persecución, fue detenido en la calle Éfeso por agentes de la Policía Nacional.

El ladrón no llegó a causar lesiones graves a la víctima, que no cayó al suelo y sólo sufrió unas molestias. La Policía investiga si este hombre ha cometido otros robos similares en Sevilla en las últimas semanas, ya que se han registrado varios tirones con el mismo modus operandi. El detenido es un joven de 32 años que tiene un amplio historial delictivo, y al que se conoce con los apodos del Chuleta y del Negro. Entre sus antecedentes tiene otros robos violentos cometidos a punta de navaja, lo que se conoce como sirlas, así como robos con fuerza en naves industriales y de vehículos.

El sospechoso fue puesto a disposición judicial la tarde del miércoles. El juzgado de Guardia de Sevilla decretó su puesta en libertad con cargos. Fuentes del caso explicaron que el fiscal no pidió la prisión provisional del detenido porque se trataba de un robo en grado de tentativa, no consumado, y en el que no había parte de lesiones de la víctima, más allá de que la mujer asegurara que padece artrosis y le dolía algo más de lo habitual tras el asalto.

Para este delito la posible pena oscila entre los dos y los cinco años de cárcel, pero como se puede considerar que es un robo de escasa entidad, la pena puede bajarse un grado, y como además es una tentativa puede bajarse en uno o dos grados, con lo que al final la pena podría quedarse entre seis meses a un año, o como mucho entre un año y dos de prisión.

Las mismas fuentes recuerdan además que, según el artículo 503 de la ley de Enjuiciamiento Criminal, entre los requisitos para pedir la pena de prisión provisional está que la posible pena a imponer sea igual o superior a los dos años.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios