Las claves del día Suscríbete a nuestra 'newsletter' y recíbela cada mañana de lunes a viernes

Escultura de Ricardo Suárez

Diana Cazadora llega (por fin) al Muelle de Nueva York

  • El Ayuntamiento saca a licitación la instalación de la escultura de bronce realizada por Ricardo Suárez.

Diana Cazadora llega (por fin) al Muelle de Nueva York. Diana Cazadora llega (por fin) al Muelle de Nueva York.

Diana Cazadora llega (por fin) al Muelle de Nueva York. / M. G.

Comentarios 1

Tras cinco años guardada ha llegado la hora de sacudirle el polvo a la Diana Cazadora. La escultura de bronce realizada por el artista Ricardo Suárez llegará al Muelle de Nueva York en apenas unos meses. El Ayuntamiento sacó ayer a licitación con un presupuesto de 17.000 euros el suministro del pedestal de mármol y su instalación en este espacio colindante al Paseo de las Delicias que fue remodelado gracias al Plan Turístico de Sevilla, impulsado por la Junta, el Ayuntamiento y la CES.

La escultura, realizada y pagada por el Ayuntamiento, no fue colocada tal y como estaba previsto cuando Juan Ignacio Zoido inauguró este espacio siendo alcalde. El actual regidor, Juan Espadas, hizo suyo el proyecto tras acceder a la Alcaldía en el año 2015 y tras bastantes vicisitudes, como el robo de la cabeza de la diosa en el taller de fundición de Valencina de la Concepción, la instalación será una realidad en otoño o a principios del próximo invierno. El escultor, Ricardo Suárez, se mostró ayer muy contento tras conocer la noticia: “Me lo comunicaron el lunes el delegado Juan Carlos Cabrera y el director del distrito Casco Antiguo, Luis Duarte. Ambos han puesto mucho empeño para sacar adelante este proyecto, así que les estoy muy agradecido”. El primer paso para que la Diana Cazadora luzca en el Muelle de Nueva York es la realización del pedestal. Irá sobre una columna de tipo toscano en mármol verde oscuro con una altura de 3,4 metros, que se sumarán a los otros tres que mide la diosa. Los trabajos de cimentación e instalación del basamento tienen un plazo de ejecución de un mes una vez que sea adjudicado el contrato. Una vez hecho esto, el fundidor será el encargado de entronizar a la Diana Cazadora.

La escultura de bronce en el taller de fundición. La escultura de bronce en el taller de fundición.

La escultura de bronce en el taller de fundición. / M. G.

La ubicación se ha modificado sobre la inicialmente prevista, más al sur. Se aproximará ahora más hacia el muro del Paseo de las Delicias y estará más cerca de las pérgolas. Así se consigue integrar más en el entorno, creando una continuación visual con el recorrido peatonal. El Ayuntamiento también va a aprovechar para adecentar un poco el entorno de la escultura, pavimentándolo con adoquín de granito de cinco centímetros de espesor.

El Ayuntamiento encargó la ejecución de la Diana Cazadora en el año 2012 al pintor y escultor Ricardo Suárez. La diosa ha permanecido mucho tiempo terminada en el taller de fundición sin que la anterior Corporación municipal mostrara interés por ubicarla en el lugar para el que fue diseñada, pese a haberse pagado, como la recuperación de un símbolo perdido que funcionó como nexo emocional entre Sevilla y Nueva York. Por eso quiso tener una réplica de la Diana Cazadora que coronó la Giralda de Manhattan hasta 1925, año en el que el edificio fue derribado, por lo que tan original remate fue enviado al Philadelphia Museum of Art. Aquella Diana llegó a ser el punto más alto de la Gran Manzana y fue la primera estatua iluminada con luz eléctrica. En la práctica era el primer referente de la ciudad que los viajeros por mar divisaban al llegar al puerto. Partían de Sevilla en los barcos de la compañía Ybarra despidiéndose del Giraldillo y llegaban a Nueva York oteando otra Giralda, de 200 metros de altura, rematada por una Diana Cazadora. El escultor, que ha esperado pacientemente la instalación de su obra concluye con mucha retranca: “Las personas pasan, pero el bronce permanece”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios