Vinos

Equipo Navazos brinda por su mayoría de edad con dos excepcionales vermuts

Jesús Barquín y Eduardo Ojeda, en un viñedo.

Jesús Barquín y Eduardo Ojeda, en un viñedo. / M.G.

Un buen vermut, no uno de los muchos mediocres que proliferan en las barras hoy, es un catalizador ideal para celebrar la mayoría de edad. Y es lo que hacen el sevillano Jesús Barquín y el jerezano Eduardo Ojeda, las dos mitades de Equipo Navazos, esa disfrutona sociedad que ambos crearon en diciembre de 2005, hace 18 años, para rescatar y darle el merecido valor a esos preciados vinos que dormitan durante años y años en cascos de bodegas sanluqueñas, jerezanas o montillanas.

Los novedosos vermuts de Equipo Navazos. Los novedosos vermuts de Equipo Navazos.

Los novedosos vermuts de Equipo Navazos. / D.S.

¿Y La Bota Nº 123 de Vermut Blanco? Ahí el enólogo jerezano abre una sonrisa muy franca: “¡Me hace vibrar! Tiene la base del fino y su alma, sin desmarcarse de lo que es un fino, tiene al mismo tiempo sequedad, amargor… Si el rojo es más estándar, el blanco es revolucionario”.

Y una revolución, pacífica y disfrutona pero revolución al cabo, es lo que ha hecho esta pareja de amigos desde que saltó la chispa, hace 18 años ya. Qué mejor que un brindis con un vermut excepcional para celebrarlo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios