Sevilla

Escuredo: “Me sacaban como un paso cada 28F, este año nadie de mi partido me llamó”

Rafael Rodríguez, presidente de la Asociación de la Prensa, entrega un ejemplar de la Hoja del Lunes del primer día de Andalucía a Rafael Escuredo. Rafael Rodríguez, presidente de la Asociación de la Prensa, entrega un ejemplar de la Hoja del Lunes del primer día de Andalucía a Rafael Escuredo.

Rafael Rodríguez, presidente de la Asociación de la Prensa, entrega un ejemplar de la Hoja del Lunes del primer día de Andalucía a Rafael Escuredo. / José Ángel García

Horas después de conocerse que Rafael Escuredo recibirá la Medalla Manuel Clavero este 28-F, el que fuera primer presidente de la Junta de Andalucía admitió que “nadie” en su partido, el PSOE, lo ha llamado con motivo del 40 aniversario del referéndum de autonomía. Y ello a pesar de que es una cifra redonda y de que cada año, “como si fuera un paso de Semana Santa, me sacaban a pasear, me lanzaban dos o tres saetas y otra vez para dentro”, comentó en el transcurso de un diálogo mantenido con el periodista Rafael Rodríguez, presidente de la Asociación de la Prensa de Sevilla.

El acto sirvió de inauguración de una exposición fotográfica que resume en 79 portadas y páginas de periódico cómo se narró en la prensa este histórico proceso y que reunió a veteranos dirigentes políticos, testigos vivos de la época. Cuatro ex presidentes de la Junta de Andalucía acudieron a la cita: junto a Escuredo, estuvieron José Rodríguez de la Borbolla, Manuel Chaves y José Antonio Griñán; también ex presidentes del Parlamento de Andalucía, como Antonio Ojeda y Manuel Gracia; redactores del Estatuto de Autonomía, además de Borbolla, estuvieron Miguel Ángel Pino y Javier Pérez Royo; consejeros de los distintos periodos preautonómico y autonómico, militantes y ex dirigentes del PSOE, UCD, PCE, PTE y de los sindicatos y periodistas que vivieron “casi como militantes” este proceso.

No obstante, comprometiéndose a no esquivar ninguna pregunta, Escuredo insistió en que los verdaderos protagonistas de esa historia de Andalucía fueron los andaluces, “el pueblo que se levantó para recuperar su dignidad”. Él, 40 años después, asegura que ya no tiene cuerpo para manifestarse, pero sí para coger el megáfono y alzar su voz.

Manuel Chaves, José Antonio Griñán, José Rodríguez de la Borbolla y Manuel Gracia, en primera fila. Manuel Chaves, José Antonio Griñán, José Rodríguez de la Borbolla y Manuel Gracia, en primera fila.

Manuel Chaves, José Antonio Griñán, José Rodríguez de la Borbolla y Manuel Gracia, en primera fila. / José Ángel García

En una sala en cuyo techo se conservan, desde el franquismo, dos escudos y banderas de Andalucía, justo al lado del despacho que ocupó del primer presidente andaluz, Plácido Fernandez Viagas, quien lo sustituyera el 2 de junio de 1979, tuvo palabras de gratitud y amistad para Manuel Clavero cuando el entrevistador apuntó si el hecho de que reciba la medalla que lleva su nombre no es el mundo al revés. El socialista recordó la “honestidad intelectual” de un político que se fue de su partido (UCD) para defender el sí al referéndum y, de paso, atrajo a un sector de votantes de derechas. “Tengo que acordarme de él y de otros como Alejandro Rojas Marcos, Miguel Ángel Arredonda o Luis Uruñuela, que incorporaron la figura de Blas Infante al proceso de autonomía; también de figuras como Paco Casero o Isidoro Moreno y mucha gente anónima”, recordó Escuredo que no se prodiga en actos públicos. Anoche admitió que no guarda rencor a nadie en su partido, aunque hay cosas que sí le duelen. “Hay que dejar ya el cainismo de los buenos y de los malos”, insistió sin zanjar del todo el tema.

Escuredo y Rodríguez repasan la exposición, repartida en más de 50 paneles. Escuredo y Rodríguez repasan la exposición, repartida en más de 50 paneles.

Escuredo y Rodríguez repasan la exposición, repartida en más de 50 paneles. / José Ángel García

Rodríguez y Escuredo fueron desgranando hitos del proceso de autonomía, los mismos que se recogen en la exposición gráfica de recortes de cuatro periódicos, además de la Hoja del Lunes: El País, ABC, El Correo de Andalucía y Diario16. La muestra arranca con la narración del 4 de diciembre de 1977, primer día de Andalucía, cuando cientos de miles de andaluces salieron a la calle para reclamar autonomía. Continúa con el desarrollo de todo el proceso vivido para elegir la vía del artículo 151 de la Constitución para acceder a una autonomía plena. Sigue con la celebración del referéndum del 28-F y sus consecuencias, tras conseguirse sólo una victoria moral en las urnas. Y concluye con el desbloqueo definitivo en el Congreso de los Diputados, que permitió que Andalucía alcanzase una autonomía similar a la de las comunidades históricas.

Hay espacio para episodios como la huelga de hambre que protagonizó Escuredo y que admitió que fue un arma viral que permitió que durante tres días sólo se hablase del referéndum. También convertirse en todo un personaje, al que aplaudían en los pueblos y al que se arrimaban todos para hacer mítines con él.

Puntos de inflexión en el proceso y muchas anécdotas que fueron surgiendo a lo largo del diálogo, en el que Escuredo aseguró con rotundidad que en el 28-F hubo “pucherazo” y recordó cómo se manipularon los censos hasta el punto que él no figuraba mientras su hija Patricia, de 7 años, sí.

"El 28-F es el legado que todos los presidentes tienen la obligación de defender; la política del silencio será penalizada”

Rafael Escuredo. Rafael Escuredo.

Rafael Escuredo. / José Ángel García

El ex presidente también se pronunció sobre el mapa político actual. “A mí si me preguntan si me gusta un gobierno con Podemos y los independentistas diría que no; y si me preguntan si me gusta con Ciudadanos y Vox diría lo mismo”. Y advirtió que los errores se pagan y que hay situaciones políticas que sólo se pueden solucionar desde el diálogo. Lanzó varios mensajes al auditorio. Por un lado, advirtió que la protesta del campo andaluz (que hoy protagonizará una tractorada en Sevilla) puede repercutir en la política española. Y por otro, en clave nacional, apuntó que habrá transacciones con Cataluña, “pero si hay desajustes importantes, ¿cuál será la voz de Andalucía?”. Para Escuredo, el 28-F es un legado que todos los presidentes tienen la obligación de defender: “Andalucía no puede traicionar ese legado; la política del silencio será penalizada para el que se mantenga en silencio”.

Anoche no lo hubo. Incluso sonó música de Camarón y Gerena que transportó al auditorio cuarenta años atrás. Y volvieron a contarlo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios