Sevilla

Espadas agradece a Zoido la felicitación por la Semana Santa

  • El alcalde califica de "valientes" las medidas de seguridad tomadas, pese a las críticas generadas en el sector hostelero

Comentarios 3

El alcalde de Sevilla, Juan Espadas, afirmó ayer que las medidas de seguridad adoptadas durante la Semana Santa han sido "valientes y han minimizado los potenciales incidentes", una realidad que "entiende" que conoce el portavoz municipal del PP, Beltrán Pérez, quien pidió el jueves "reflexionar" sobre si tales decisiones "han sido excesivamente duras" respecto a su afección a la hostelería. Las declaraciones del regidor hispalense llegan un día después de la carta enviada por el ex alcalde de la ciudad y actual ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, en la que felicita al Ayuntamiento por el dispositivo de seguridad organizado durante la reciente celebración.

Espadas agradeció el escrito, que incluyó en la línea de lo que "han venido trasladado otras autoridades y la gente en la calle, porque el nivel de satisfacción es bastante alto". "Se ha intentado recuperar la confianza en que esto se podía gestionar sin incidentes, sabiendo que nunca se tiene el control al cien por cien, pero el dispositivo ha minimizado los riesgos potenciales", subrayó. El alcalde recordó que Zoido, al haber ocupado antes el cargo de regidor, conoce la situación de primera mano y "entiende que se ha hecho razonablemente bien". También destacó la participación del Ministerio del Interior, a través de las Fuerzas de Seguridad. "Somos ejemplo de coordinación entre administraciones, con la participación del Estado, la Junta y el Ayuntamiento", apostilló.

El regidor garantiza que se mantendrá "una actitud de escucha" tras la evaluación del plan

Respecto al dispositivo, Espadas consideró que "había que tomar una decisión, que algunos han calificado de valiente, quizás porque nadie se había atrevido a tomarla con anterioridad". "La gente en la calle sabe que ha sido muy beneficiosa porque se minimizan los riesgos de potenciales incidentes, conflictos o altercados", recalcó el regidor.

Incidió en que éstos "no son culpa de los establecimientos, sino de las personas, aunque el consumo de alcohol en la vía pública cuando pasa una hermandad puede generar cristales en la calle o problemas". Refirió que, tras el desarrollo del dispositivo, se hace evaluación y se cuenta con una "actitud de escucha" por si pueden producirse modificaciones y mejoras, aunque deja claro que "estas medidas no se toman por gusto, sino por necesidad".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios