Pleno municipal

Espadas inyecta más dinero para salvar Mercasevilla y el Maestranza

  • El mercado mayorista recibe 2,8 millones para abonar el primer vencimiento de la deuda con Sando de 21,3 millones

  • De las arcas municipales salen 350.000 euros para el teatro

Espadas, en el pleno. Espadas, en el pleno.

Espadas, en el pleno. / Antonio Pizarro

Mercasevilla y el Maestranza son dos pozos sin fondo. La oposición en bloque permitió con su abstención en el Pleno extraordinario celebrado ayer que el equipo de Juan Espadas aprobase una nueva modificación presupuestaria para inyectar dinero que posibilite aliviar sus tesorerías. El primer crédito extraordinario fue para el mercado mayorista. 800.000 euros, a los que hay que sumar los dos millones que estaban presupuestados. Estos 2,8 millones son los que le corresponde al Ayuntamiento abonar este año por el concurso voluntario que garantiza el pago de 21,3 millones a la constructora Sando por incumplimiento de contrato. El segundo crédito extraordinario fue para el teatro. 350.000 euros, lo que corresponde con la aportación extraordinaria que le toca abonar al Consistorio para quitar deuda.

“No es plato de gusto para ningún gobierno realizar modificaciones presupuestarias, pero son necesarias para salvar el Teatro de la Maestranza y Mercasevilla”. El primer edil justificó que son cantidades de determinadas partidas que “aún no han sido ejecutadas a 30 de octubre y ahora cambian de destino por una necesidad mayor aún. Entiendo las críticas políticas en otras cuestiones, pero aquí es por el interés de la ciudad”. La oposición criticó la modificación presupuestaria. El PP se preguntó si es “responsable seguir sacándole las castañas del fuego a un alcalde irresponsable, que deja de ir por el bajante millones recaudados con voracidad pero sin ejecutar”. Participa Sevilla consideró que estas modificaciones se limitan a “parchear” las situaciones de Mercasevilla y la Maestranza al no existir una gestión “con una línea homogénea o clara”. Izquierda Unida señaló que el gobierno socialista cuadra las cuentas “a martillazos” y pone a los grupos “contra la espada y la pared”.

Tras más de cinco horas de reunión, un amago de romper las negociaciones y dos recesos para reformular el contenido del acuerdo, el consejo de administración del mercado mayorista aprobó por unanimidad el pasado 26 de abril la propuesta de convenio en el concurso voluntario que garantiza el pago de 21,3 millones a la constructora Sando por incumplimiento de contrato.

El consejo de administración arrancó con un documento de Mercasa (empresa del Estado propietaria del 49%) que exigía garantías por parte del Ayuntamiento (socio mayoritario) para la devolución de su aportación si Mercasevilla no continúa más allá de mayo de 2021, fecha en la que expirará la concesión administrativa de la que disfruta para gestionar y explotar una lonja que se transformó en sociedad mixta en 1971. El texto fue rechazado por los servicios jurídicos municipales al entender que el magistrado podría tumbar el acuerdo al poner condiciones uno de los dos pagadores de la lonja. La solución fue aportada por el administrador concursal.

Todas las partes terminaron firmando el plan de viabilidad pese a que la presidenta de Mercasevilla, la concejal Carmen Castreño, llegó a amagar con aplicar un convenio alternativo elaborado por el gobierno socialista que sacaba a Mercasa de la sociedad. La sangre no llegó al río. El documento que recibió el visto bueno establece una quita del 10% sobre los pagos pendientes a los acreedores, así como el abono de las cuantías pendientes en tres anualidades. El primer desembolso, de un 33% del total, es el que se abona ahora. Los términos del convenio corresponden estrictamente con la hoja de ruta establecida en el último Pleno extraordinario, aunque para formalizar el acuerdo finalmente se ha consensuado que en el documento suscrito que se le remitirá al Juzgado figura el Ayuntamiento como compromitente y Mercasa como accionista que respalda el convenio. La empresa del Estado entiende que con esta figura jurídica se reserva la posibilidad de exigir al Consistorio la devolución de los 10,3 millones que tiene que pagar para liquidar su parte de la deuda en caso de que Mercasevilla desaparezca dentro de tres años.

La oposición puso en cuestión las partidas de las que se detraen los fondos para pagar

El otro crédito extraordinario fue para el teatro. Las cuatro administraciones que rigen el Maestranza –Ministerio de Cultura y Deporte/Inaem, Junta de Andalucía, Diputación Provincial y Ayuntamiento de Sevilla– acordaron una inyección económica que ponga fin, en dos ejercicios, al déficit de casi 2,9 millones de euros que arrastra el coliseo.

Con cargo al presupuesto de 2018 se liberarán 1.400.000 euros, que desbloquearán muchos de los problemas de liquidez del teatro y despejarán incertidumbres que puedan inhibir a los posibles candidatos a tomar sus riendas. Según confirmaron a este medio fuentes del consejo de administración, esta aportación extraordinaria de 1,4 millones, destinada únicamente a quitar deuda, se repetirá con cargo al presupuesto de 2019.

Este mayor compromiso económico con el Maestranza, a fin de relanzarlo como el gran teatro lírico del sur español, fue uno de los acuerdos que alcanzaron a finales de agosto el ministro de Cultura, José Guirao, y el consejero andaluz de Cultura, Miguel Ángel Vázquez. Ha sido preciso que todas las administraciones tuvieran el mismo color político (PSOE) y que entrara en acción la nueva directora del Instituto Nacional de las Artes Escénicas y de la Música (Inaem), Amaya de Miguel, para poner fin a la agonía presupuestaria que vivía el Maestranza desde hacía años. Ahora toca abonar una aportación extraordinaria de 350.000 euros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios