Mercasevilla

Espadas saca adelante su hoja de ruta para salvar Mercasevilla

  • La oposición salvo el PP respalda el convenio de acreedores propuesto para pagar la deuda de 24 millones a Sando

Comentarios 3

Juan Espadas ha sacado adelante la hoja de ruta con la que pretende garantizar la continuidad de la actividad empresarial de Mercasevilla (sociedad mixta con capital social mayoritario del Ayuntamiento sevillano), que se encuentra actualmente en quiebra tras una sentencia que le condena a pagar 24 millones a la constructora Sando por incumplimiento de contrato. La propuesta del gobierno socialista fue respaldada por todos los grupos políticos salvo el Partido Popular, que se abstuvo ante la imposibilidad de votar a favor o en contra de los distintos acuerdos.

La primera consecuencia es que el Ayuntamiento se adhiere a la propuesta del convenio de acreedores presentada por la dirección de la lonja, cuyo plazo vence el próximo 3 de mayo, para aportar los fondos necesarios para pagar la deuda con la constructora. Para ello pide que se firme ya el acuerdo para convertir la sociedad en indefinida. "Asume el compromiso de apoyar a Mercasevilla con la aportación de fondos necesarios para que la misma pueda dar cumplimiento a las obligaciones de pago que se fijan en la propuesta y en su plan de pagos", reza en el acuerdo. Los términos de la propuesta se concretan en una quita del 10% sobre el conjunto de créditos (26,6 millones) con un calendario de pagos antes de la finalización de los ejercicios de 2018, 2019 y 2020.

En otro de los puntos se ofrece a Mercasa (empresa del Estado propietaria del 49%) que continúe en la gestión conjunta de Mercasevilla más allá de mayo de 2021, fecha en la que expirará la concesión administrativa de la que disfruta para gestionar y explotar una lonja que se transformó en sociedad mixta en 1971, y que haga las aportaciones de los fondos que le corresponda para pagar la deuda con los acreedores en función de su participación accionarial. También le da la oportunidad a Mercasa de poder apartarse del proyecto en los años que quedan para que venza la concesión sin "necesidad de realizar nuevas aportaciones pendientes y con la garantía de la devolución de las nuevas aportaciones que haya realizado, en unos plazos que no pongan en riesgo la viabilidad financiera de la empresa".

La oposición autorizó al Ayuntamiento a negociar la adquisición de las acciones (0,16 %) de Mercasevilla en manos de los comerciantes y mayoristas de frutas y hortalizas para que la totalidad del capital sea de titularidad pública. Un último punto aprobado es el compromiso para impulsar las modificaciones urbanísticas que fueran necesarias para garantizar el mantenimiento de Mercasevilla en su actual ubicación o eventual traslado. Los técnicos municipales estudian la opción más ventajosa.

El debate plenario arrancó con un intento sin éxito del concejal popular Alberto Díaz de que el texto no fuera sometido a votación por estar incompleto el expediente. El enfado del Secretario fue notorio: "lamento que una incidencia formal se asocie a conductas delictivas". El turno de palabra del gobierno fue para Carmen Castreño, que defendió una propuesta "que servirá para superar el momento delicado que atraviesa Mercasevilla y evitar su liquidación".

El resto de los grupos apoyaron la continuidad de Mercasa en el mercado mayorista y que unas eventuales plusvalías por la venta de terrenos reviertan en la ciudad. Ciudadanos reclamó transparencia en todas las operaciones que acometa el Ayuntamiento antes de reflexionar sobre las negligencias de los mandatos anteriores. Desde la bancada de Participa Sevilla comentaron que lo primordial es "salvar a Mercasevilla". Izquierda Unida se mostró a favor de la hoja de ruta marcada por el alcalde, aunque avisó que "el acuerdo tiene muchos flecos. Queda mucho".

Etiquetas

,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios