Sevilla

Las Fuentes de las Palomas regresan a la Plaza de América

  • El coste de la restauración ha sido cercano a los 7.500 euros.

Las Fuentes de las Palomas regresan a la Plaza de América. Las Fuentes de las Palomas regresan a la Plaza de América.

Las Fuentes de las Palomas regresan a la Plaza de América. / Manuel Gómez

Comentarios 1

Las Fuentes de las Palomas han vuelto este viernes a la Plaza de América del Parque de María Luisa. La empresa Metis ha acometido una laboriosa restauración por encargo del Ayuntamiento. En concreto, se ha reproducido gracias a un molde una de las primitivas fuentes de Juan Lafita y se ha restaurado in situ la otra niña, una réplica realizada en 1993 por Emilio García Ortiz.

Gracias a la existencia de un molde que se realizó en 2011, los restauradores han podido reproducir la escultura original de Juan Lafita. La sustitución por una réplica es “una medida adoptada con carácter excepcional y forzada por el daño tan profundo que ha recibido el original, de tal forma que su restitución supondría un riesgo para su conservación futura”, detallaba el informe. Los restauradores aclaranban que no se trataba de una “adición mimética”, sino una reconstrucción de un elemento perdido, “cuya presencia está testimoniada por la existencia del original y su constancia en documentos gráficos y escritos”. 

La fuente de Juan Lafita. La fuente de Juan Lafita.

La fuente de Juan Lafita. / Manuel Gómez

En cuanto a la intervención en la escultura de García Ortiz que permanecía en la plaza, se ha acometido una limpieza de sus superficies, un tratamiento de consolidación de las superficies alteradas, la reposición de los morteros en las juntas según original, las reintegraciones de mortero, el cosido y sellado de grietas y pegado de fragmentos, el sellado de grietas y fragmentos, un tratamiento hidrofugante y antigrafiti, la fijación de los esmaltes, y se le ha dado un acabado con pintura acrílica cubierta de barniz antioxidante.

La fuente de Emilio García Gómez. La fuente de Emilio García Gómez.

La fuente de Emilio García Gómez. / Manuel Gómez

La fuente de Lafita Está policromada con tonos fríos y presenta un gran detallismo en su indumentaria, rasgos faciales y cabello. La de García Ortiz presenta variantes, como una policromía más realista, cabello rubio, una indumentaria menos detallada o un plato más pequeño.

El coste de la restauración ha sido de casi 7.500 euros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios