Reforma Plaza de España

La Gerencia abona 39.000 euros por una reforma en la Plaza de España

  • Una sentencia obliga a pagar intereses a Tragsa por reconstruir la balaustrada en 2009

Daños en la balaustrada de la Plaza de España el pasado verano. Daños en la balaustrada de la Plaza de España el pasado verano.

Daños en la balaustrada de la Plaza de España el pasado verano. / juan carlos vázquez

El equipo de Juan Espadas continúa pagando las irregularidades anteriores a su llegada a la Alcaldía. Lo último es acatar una sentencia que obliga a la Gerencia de Urbanismo a pagar los intereses de demora de la reconstrucción de la balaustrada y el acondicionamiento de la ría de la Plaza de España durante el tercer mandato del socialista Alfredo Sánchez Monteseirín.

El fallo del juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 10 de Sevilla estimó parcialmente el recurso interpuesto por la Sociedad Estatal Empresa de Transformación Agraria S.A. (Tragsa) para la reclamación del pago de los intereses de demora de la certificación final de las obras correspondiente al proyecto complementario de reconstrucción de la balaustrada central y acondicionamiento de la ría de la Plaza de España. La sentencia condenó a la Gerencia a abonar a la sociedad demandante la cantidad de 39.007 euros en concepto de intereses de demora adeudados, más los intereses procesales que en ejecución pudieran devengarse.

Los vándalos la han tomado con la cerámica varias veces en los últimos años

La asesoría jurídica de Urbanismo informó de que la sentencia del juzgado no es firme, ya que contra la misma cabe la interposición de recurso de apelación. No obstante, los funcionarios municipales concluyeron que procede acatar el fallo y darle oportuno cumplimiento, sin perjuicio de lo que pueda resultar después en relación con la mayor cuantía de los intereses reclamados por Tragsa para el caso de que decida interponer recurso de apelación.

Esta empresa fue la responsable de la restauración de la balaustrada frontal de la ría en 2009, una tarea que se realizó de manera artesanal y para lo que subcontrató a las entidades Cefoarte y Autom, con un presupuesto de 1,4 millones de euros que pagó el Consorcio de Turismo del Ayuntamiento. A Tragsa igualmente le correspondió la reconstrucción de las farolas cerámicas a partir de la documentación recopilada al respecto, para lo que invitó a cinco artistas a participar en la iniciativa con interpretaciones en barro creadas a partir de fotografías o dibujos de la época. De los cinco se seleccionaron dos entre los que surgió un adjudicatario.

Los vándalos la han tomado con la cerámica varias veces en los últimos años. Este material tan frágil es susceptible de convertirse en blanco de quienes encuentran su disfrute en el daño al patrimonio público. La balaustrada de la Plaza de España se ha convertido en víctima de este empecinamiento. Raro es el mes en el que un tramo no aparece destrozado. Una reparación que no le sale nada barata al Consistorio, que ha tenido que afrontar su coste muchas veces.

Los destrozos en el conjunto arquitectónico proyectado por el arquitecto Aníbal González se han convertido ya en una estampa habitual. Las medidas puestas en marcha en el Parque de María Luisa han resultado insuficientes. En la última ocasión (el pasado verano), se destrozó parte del tramo situado en la delantera de la plaza, donde arranca uno de los brazos de la ría. En 2010, un informe municipal cifraba en más de 200.000 euros el coste al que hacía frente cada año el Ayuntamiento para arreglar los destrozos en el principal parque de la ciudad. El gobierno de Espadas, en su primer año de mandato, destinó 2,8 millones para los jardines históricos. En definitiva, dinero y más dinero que no soluciona, por ahora, uno de los principales males a los que se enfrenta este parque: el vandalismo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios