Educación

El Gobierno deja sin moratoria a 75 alumnos del Bachillerato de Artes en Sevilla

Estudiantes de Música y Danza protestan ante el Palacio de San Telmo, acompañados de sus familiares.

Estudiantes de Música y Danza protestan ante el Palacio de San Telmo, acompañados de sus familiares. / D. S.

No habrá moratoria para los alumnos del primer curso del Bachillerato de Artes. El Gobierno ha negado una medida transitoria en la aplicación de la Lomloe (ley Celaá) para estos estudiantes, como había solicitado la Consejería de Educación y Deporte, motivo por el cual el departamento que dirige Javier Imbroda se reunirá con las familias afectadas el 23 de febrero. En la provincia de Sevilla los jóvenes perjudicados por los cambios de la reforma educativa se elevan a 75.

Se trata de alumnos que compaginan sus estudios del Bachillerato de Ciencias, Ciencias Sociales y Humanidades con las enseñanzas de régimen especial en los conservatorios de Música y Danza. Hasta ahora existía para ellos una adaptación curricular en el nivel preuniversitario, que desaparece con la modificación que introdujo la Lomloe en otoño. Excepto los del segundo curso de Bachillerato, los de primero han de matricularse –en mitad del curso– de todas las asignaturas de su modalidad y recuperar lo impartido en ellas desde que se inició el presente ejercicio académico.

Una alteración que no sólo provoca grandes dificultades en los alumnos para conciliar las enseñanzas en los institutos y los conservatorios, sino que, además, causa problemas logísticos en los centros de educación media.

Por tal motivo, la Consejería de Educación había solicitado al ministerio del ramo que la moratoria aplicada a los estudiantes del segundo curso de Bachillerato se ampliara a los de primero. Con tal fin, la semana pasada la viceconsejera de Educación y Deporte, María del Carmen Castillo, y la directora general de Ordenación y Evaluación Educativa, Aurora Morales, mantuvieron una reunión en la que el departamento que dirige Pilar Alegría se comprometió a estudiar una solución al problema. La respuesta ha sido la negativa a esa moratoria.

Las alternativas que ofrece ahora la Consejería de Educación son cambiar una de las asignaturas de modalidad (Matemáticas, Latín o Matemáticas Aplicadas) por la de Fundamentos de Arte I, del Bachillerato de Artes, que se ceñirá a un cuatrimestre. Dicha enseñanza se impartirá en todos los centros para evitar los desplazamientos. La segunda opción es cambiar de modalidad para el próximo curso simultanear sólo las troncales de las de Artes.