Ola de calor

Guía de consejos y buenas prácticas para mayores y dependientes ante la ola de calor

  • El Servicio Andaluz de Teleasistencia activa los protocolos, vigilancia y recomendaciones para los colectivos más vulnerables

En la imagen, un servicio de Teleasistencia. En la imagen, un servicio de Teleasistencia.

En la imagen, un servicio de Teleasistencia. / Pepe Torres

La ola de calor se acerca a Sevilla. Para este sábado se esperan máximas de 40 grados y se espera que toda la Cuenca del Guadalquivir soporte las temperaturas asfixiantes que, en esta ocasión han empezado azotando la parte de Andalucía oriental y el centro y norte de España.

Aunque en el caso de Sevilla no hay alertas de calor, el Servicio Andaluz de Teleasistencia de la Junta ha decidido "intensificar" los protocolos, vigilancia y recomendaciones para prevenir los efectos del calor en las personas mayores y en situación de dependencia.

En en marco del Plan Andaluz para la Prevención de los Efectos de las Excesivas Temperaturas sobre la Salud 2019, se ha difundido una guía de buenas prácticas por parte de la Consejería de Salud y Familias. En estos momentos, 229.365 personas ya se han unido al servicio público de Teleasistencia, tanto personas mayores de 65 años como personas en situación de dependencia y con discapacidad.

Las personas mayores de 65 años tienen una sensación reducida de calor y, por lo tanto, se protegen menos. La impresión de sed disminuye sobre todo en personas con enfermedades neurodegenerativas, crónicas, sobrepeso o aquellas que toman medicación constantemente. Este es un riesgo de deshidratación. Es por ello, que el servicio de Teleasistencia enfatiza entre sus recomendaciones evitar salir en las horas de temperaturas más altas y mantener siempre una correcta hidratación.

Recomendaciones para los colectivos más vulnerables

  • Tomar líquidos en abundancia. La falta de sed es engañosa. Beber agua, infusiones, frutas aunque no se tenga la sensación de sed es una buena práctica para combatir esta sensación. Evitar el consumo de bebidas alcohólicas. 
  • Preferencia de comidas ligeras, evitando así las digestiones pesadas
  • Evitar la exposición al sol cuando las temperaturas son elevadas, sobre todo en las horas de mayor intensidad (12-16 horas) y con una humedad relativa alta (mayor del 60 por ciento).
  • No realizar ejercicio físico ni deporte que aumente el esfuerzo y la sudoración en momentos de fuerte calor.
  • Mantener los hogares a una temperatura fresca y ventilados. 
  • No permanecer en vehículos estacionados o cerrados.
  • Evitar llevar ropa ajustada. Es preferible elegir tejidos ligeros, como el algodón, y los colores claros.
  • Es recomendable, además, el uso de sombreros o gorras que protejan del sol.
En la imagen, dos personas se hidratan bebiendo agua de una fuente En la imagen, dos personas se hidratan bebiendo agua de una fuente

En la imagen, dos personas se hidratan bebiendo agua de una fuente / MARIA DE LA CRUZ

Asimismo, cuando se produzca una situación de alerta (según la información aportada por la Agencia Estatal de Meteorología) se "intensificará" la atención y se realizará un "especial seguimiento" a la población que de mayor riesgo. 

Las cifras numéricas de la campaña estival del año pasado para prevenir los efectos de las altas temperaturas reflejan que el servicio de teleasistencia atendió un total de 115.808 llamadas con este fin.

El servicio de Teleasistencia permite a sus usuarios y usuarias mantener el contacto verbal durante 24 horas todos los días del año, con sólo apretar un botón, orientado a personas mayores, en situación de dependencia o con discapacidad que requieran algún tipo de ayuda, proporcionándoles compañía, seguridad y atención rápida en caso de emergencia, así como apoyo a las familias, favoreciendo la conciliación de la vida familiar y laboral. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios