Sevilla

El IMD tiene sin pagar 125 contratos a dedo por 859.000 euros desde 2002

  • El PP denuncia que son adjudicaciones irregulares sin concurso ni fiscalización previa · La deuda, que no incluye los intereses de demora, se saldará con cargo al presupuesto de gastos e inversiones de 2008

Comentarios 21

Después de que varias delegaciones del gobierno local presentasen en la última junta de gobierno de 2007 reconocimientos de crédito por valor de tres millones de euros, ahora le toca al Instituto Municipal de Deportes (IMD) utilizar este trámite administrativo para reconocer y fiscalizar contratos irregulares adjudicados a dedo, sin concurso previo y sin constancia documental en un expediente administrativo que datan incluso del año 2002. El consejo de gobierno del IMD celebrado la pasada semana aprobó el reconocimiento de crédito de 125 contratos irregulares suscritos desde el año 2002 por valor global de 858.922 euros, una cantidad que estaba pendiente de pago desde entonces (y que no incluye, por ahora, intereses de demora) y que se imputará a los presupuestos municipales de 2008, pendientes aún de la aprobación definitiva en Pleno.

El concejal del PP José Miguel Luque explicó ayer en rueda de prensa los pormenores de estos reconocimientos de crédito llevados por el vicepresidente del IMD, Francisco Manuel Silva (IU), a consejo de gobierno y que se acompañan de un informe de Intervención que, entre otras cuestiones, matiza que "no consta que se hubiesen incoado en su momento expedientes de contratación con las formalidades previstas en el reglamento municipal" para las facturas analizadas.

Luque, que en todo momento subrayó el carácter irregular de estas contrataciones -previstas por el reglamento local sólo en casos excepcionales-, abundó en que podrían ser objeto de fraude administrativo por escapar a los controles de fiscalización y no constar como deuda real, tanto en este caso, dentro del IMD, como en la Corporación Municipal, que el pasado año contrató por valor de 6 millones de euros abonados luego mediante reconocimiento de créditos.

El PP censura, además, que el gobierno de Monteseirín convierta en norma un recurso administrativo como éste reservado sólo a los asuntos de urgencia. Porque el grueso de los 125 contratos adjudicados a dedo por el IMD corresponden a servicios previsibles incluidos dentro de la planificación anual del organismo autónomo. Luque citó como ejemplos los contratos de suministro de gas para las calderas, suministro de agua potable en instalaciones deportivas, uniformes de invierno del personal del IMD, servicios de catering, campañas publicitarias, limpieza y seguridad de los edificios adscritos al organismo.

Las facturas, además, están fechadas no sólo en el mandato anterior (2004-2007), sino incluso en el primero que cogobernaron PSOE e IU, siempre con el IMD bajo la gestión de Francisco Manuel Silva. Colea incluso una del 31 de julio de 2002 por valor de 12.644 euros por "extendidos de albero en diversas instalaciones deportivas" que, a estas alturas, resulta muy difícil contrastar su ejecución.

El resto de las 125 facturas fueron emitidas en los años 2003, 2004, 2005, 2006 y 2007, y, según el PP, "han estado guardadas en un cajón para que no computaran en el deuda del IMD y sacadas ahora, con el presupuesto del 2008 ya aprobado de modo provisional para no que hinchen más los números rojos".

El propio informe de Intervención recuerda que el reconocimiento de deuda queda condicionado para su efectividad a la aprobación definitiva del presupuesto de 208 del IMD, ya que el pago se imputará al capítulo II (gastos en bienes corrientes y servicios) por un total de 846.277 euros -lo que compromete el 5,5 por ciento de los recursos-, y al capítulo (inversiones reales) por los 12.644 euros restantes.

Las cantidades de cada una de las facturas no incluyen intereses de demora, que podrían ser exigidos por las empresas proveedoras siempre y cuando hayan transcurrido más de dos meses desde la fecha de presentación de las facturas, como es el caso de éstas.

Luque volvió a reivindicar al alcalde la destitución de Silva al frente de la Delegación de Deportes: "Su gestión ha sido un desastre no sólo desde el punto de vista administrativo, sino desde la óptica laboral y de recursos humanos al acumular la reprobación del personal, críticas de los sindicatos, condenas judiciales en contra por despidos improcedentes y acusaciones de mobbing".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios