Sevilla FC | Internacionales

Jesús Navas, ante otro hito con España

Jesús Navas conduce el balón ante un sonriente Campaña en Las Rozas. Jesús Navas conduce el balón ante un sonriente Campaña en Las Rozas.

Jesús Navas conduce el balón ante un sonriente Campaña en Las Rozas. / AFP7

Dentro de poco más de un mes, el próximo 21 de noviembre, Jesús Navas cumplirá 35 años. Sin embargo, la edad parece que ha asolerado el juego y el físico de un futbolista con una fisonomía única que le permite someterse a esfuerzos continuos sin que eso afecte a su rendimiento. Hoy, en el partido oficial correspondiente a la Liga de Naciones, Luis Enrique cuenta con él para que ocupe el lateral derecho ante Suiza.

Puede haber dudas en otros puestos, pero ya nadie piensa que pueda ser otro el ocupante de la banda derecha de la selección española. Con los focos puestos en Ansu Fati, al que se midió el domingo pasado doblándole la edad hasta el punto de que el hispano-guineano se fue del campo a la hora de juego sin poder superarlo, Jesús Navas volverá a defender hoy a la selección española. Parece no tener fin su tren infinito.

Luis Enrique dio descanso el miércoles en el amistoso ante Portugal a Jesús Navas y Ansu Fati, que hoy estarán en el mismo equipo defendiendo el pabellón español, con motivo de la tercera jornada de la Liga de Naciones. Y el palaciego, quizá en el mejor momento de su vasta y prolífica trayectoria como futbolista, podrá ser de nuevo una referencia ejemplar, tanto para el joven atacante azulgrana, que lo admiraba desde su etapa iniciática en Herrera y en la cantera del Sevilla, como para el resto de jóvenes que se inician en el fútbol.

Hoy, Jesús Navas está ante otro hito: cumplirá su partido cuadragésimo quinto con España, pues lleva 44 con la selección absoluta. Una cifra que se redondeará hasta la quincuagésima ocasión que defienda el pabellón nacional si se le suman los cinco partidos que disputó con la selección sub 21.

Se une su nueva continuidad en la selección española con su presencia indiscutible en el Sevilla. El palaciego, a sus 34 años, fue el jugador de campo que más minutos jugó la pasada Liga, sólo superado por los porteros David Soria y Oblak, pese a ser uno de los más veteranos del campeonato español. Concretamente, el capitán del Sevilla jugó todos los partidos de Primera División, siendo titular en 37 de 38 y sólo suplente en Villarreal, aunque en el Estadio de la Cerámica jugó la segunda parte entera. Completó 3.370 minutos, y terminó por delante de Iago Aspas, Cucurella o su compañero Diego Carlos.

Y en el inicio de esta temporada sigue la misma dinámica o quizá aumentada. Empezó jugando la Supercopa de Europa, complentando hasta la prórroga, y no ha sido cambiado en las tres primeras jornadas ante Cádiz, Levante y Barcelona. Es más, ya ha ofrecido dos asistencias de gol: dos centros perfectos a De Jong, en el empate ante el Cádiz, y a En-Nesyri, en el gol del triunfo ante el Levante. Fue una faceta en la que ya destacó la pasada temporada, al ser el único defensa que aparecía en el top-ten con siete asistencias. Y nada más empezar ya lleva dos...

Además, hay que recordar que también dio asistencias clave en la fase final de la Europa League, como el centro del 2-1 ante el Manchester United de De Jong, o el del 1-1 del delantero holandés en la final de Colonia con el Inter. 

El incoveniente es que Jesús Navas apenas ha parado, salvo los tres meses de parón competitivo, desde agosto de 2019. Al ser un fijo en la selección, no ha disfrutado de los parones habituales por jornadas internacionales. Además, Luis Enrique no sólo lo citó, sino que lo puso en las dos primeras jornadas de la Liga de Naciones, con lo que tuvo apenas una semana de vacaciones. A él no le importa, la selección lo ilusiona al máximo, como suele decir. Pero, ¿hasta cuándo durará su energía? Porque esta temporada ha jugado ya todos los minutos con el Sevilla y los dos primeros partidos oficiales con España.

Cabe recordar que la temporada que concluyó con el palaciego levantando la Europa League en Colonia fue una de sus más prolíficas no sólo en minutos, sino en logros. Y jugó 51 partidos oficiales: los 47 con el Sevilla entre Liga (las 38 jornadas), tres de Copa del Rey y seis de Europa League; más los cuatro partidos clasificatorios para la Eurocopa, porque no descansó en los parones por selecciones.

Se quedó a uno de los 52 de la 15-16 en el Manchester City. Y a dos de su tope de partidos oficiales en la élite, 53, con el Sevilla en la convulsa campaña 07-08. Claro que entonces, además de que aún jugaba de extremo, con lo que tenía menos desgaste, no acudía aún a la selección nacional, mientras que en su periodo en Mánchester dejó de ser llamado. Ahora, Jesús Navas tiene un desgaste enorme al tener el carril diestro para él como lateral de vocación ofensiva, lo que lo ha convertido en un pilar indiscutible en el Sevilla... y también en la selección. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios