Sevilla

Juicio por reprochar a una funcionaria si sólo es capaz de usar la "olla exprés"

  • La frase fue pronunciada por un secretario judicial de Sevilla en el juzgado de guardia y en presencia de un abogado

La Fiscalía de Sevilla pidió ayer una multa de 60 euros para un secretario judicial de un juzgado de Instrucción de Sevilla que ha sido acusado de una falta de vejaciones injustas, por haber recriminado presuntamente a una funcionaria de su juzgado para que se diera prisa reprochándole, en tono jocoso, que si sólo era capaz de darle "al botón de la olla exprés", frase que fue pronunciada durante un servicio de guardia y en presencia de un letrado que estaba haciendo gestiones ante la empleada pública.

El incidente que ha acabado en un juicio se produjo el pasado 30 de abril, cuando el juzgado en cuestión se hallaba en funciones de guardia y había muchos detenidos esperando para prestar declaración.

En ese momento, el secretario salió de su despacho y le pidió a la funcionaria, en medio de las dependencias del juzgado de guardia, que se diera prisa a la hora de imprimir unos documentos, para lo cual el denunciado habría empleado supuestamente la mencionada frase.

La expresión fue escuchada por un letrado que estaba en ese instante haciendo gestiones precisamente con la funcionaria denunciante.

En su defensa, el secretario judicial alegó ayer en el juicio que el día anterior había mantenido una conversación con esta funcionaria, a la que había estado enseñando cómo debía realizar determinadas operaciones informáticas, en concreto la grabación de unos CD de documentos y archivos, y le recomendó que diese un curso de informática por las tardes.

Según manifestó el secretario, la funcionaria le respondió que no tenía tiempo por las tardes para dedicarse a esos menesteres porque durante esa parte de la jornada ya tenía bastante "con darle al botón de la olla exprés".

El secretario habría utilizado al día siguiente la frase en tono jocoso, pero la funcionaria consideró que había sido vejada por el responsable de la oficina judicial y presentó una denuncia en el juzgado de guardia. En el juicio celebrado ayer compareció como testigo el letrado que presenció la escena y que corroboró que escuchó como el secretario pronunciaba la polémica frase de la "olla exprés".

Al término de la vista oral, la Fiscalía de Sevilla solicitó que se imponga una multa de 60 euros para el secretario, como presunto autor de una falta de vejaciones injustas. La celebración de la vista se demoró unos meses porque, en su momento, la funcionaria denunciante recusó al magistrado al que le correspondía juzgar este caso por motivos de amistad con el denunciado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios