Sevilla

La Junta confía en que el nuevo proyecto para las Atarazanas sea el definitivo

  • Cultura insiste en que son los primeros interesados en rehabilitar y abrir al público el edificio.

Las Reales Atarazanas de Sevilla. Las Reales Atarazanas de Sevilla.

Las Reales Atarazanas de Sevilla. / Juan Carlos Muñoz

Un horizonte que se aclara. La Junta de Andalucía espera que la rehabilitación de las Reales Atarazanas sea una realidad lo antes posible. Así lo aseguraron ayer fuentes de la Consejería de Cultura a este periódico, que aclararon que el retraso en la presentación del nuevo proyecto se ha debido a las dificultades para incorporar todas las cuestiones acordadas con Adepa, asociación que posee una copia del documento desde el pasado viernes para su estudio y ratificación.

El retraso de varios meses en la presentación del proyecto se ha debido, según las fuentes de la Consejería de Cultura, a que ha sido necesario reelaborarlo casi por completo, hasta el punto de que es casi un documento nuevo. Cultura confía en que Adepa de su visto bueno a este tercer proyecto y que las obras puedan arrancar cuanto antes una vez superen todos los trámites. “Nosotros somos los primeros interesados en que las Atarazanas se puedan recuperar y abrir al público”, señalaron. Desde la Junta insistieron en que su papel es el de “mediadores”, ya que la responsabilidad del proyecto corresponde a la Caixa como promotora.

La incorporación de las exigencias de Adepa para desbloquear la rehabilitación ha supuesto que el coste sea mayor del previsto inicialmente, unos 10,8 millones de euros, por lo que la Junta ha tenido que renegociar con la Caixa una mayor aportación. De hecho, la administración autonómica también va a tener que hacer una importante aportación que no estaba contemplada.

El proyecto que se acaba de terminar es el tercero que se redacta para este espacio. El primero fue el destinado a acoger el Caixafórum, que finalmente se construyó en el complejo de Torre Sevilla. El segundo fue el que Adepa denunció en los tribunales por “causar daños irreparables” al edificio. Este último es el que ha conseguido aunar las peticiones de unos y otros. “El retraso natural en su presentación es fruto de que ha cambiado conceptualmente”, sostuvieron desde Cultura.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios