Sevilla

La Junta aplicará criterios dispares para que los interinos entren en los colegios

  • Educación cede ante los sindicatos y cuantificará al asignar plazas la experiencia de los docentes que sigan en 2011 sin superar las pruebas · Los que accedan a la bolsa de trabajo a partir de ese año lo harán por la nota

Comentarios 13

Experiencia y calificación dividirán al cuerpo de docentes interinos en Sevilla a partir de 2011. La Junta propuso ayer a los sindicatos mantener el tiempo de servicio prestado en la comunidad educativa como factor primordial a la hora de asignar una vacante a los profesores y maestros que dentro de dos años sigan sin plaza fija. Estos docentes tendrán que convivir con los nuevos interinos que a partir de esa fecha se ordenarán en la bolsa de trabajo, según la puntuación obtenida en las pruebas de acceso, tal como establece el borrador del nuevo decreto que regula los puestos de trabajo docentes y su provisión en los centros públicos. Una medida acogida con escepticismo por los sindicatos, ya que lejos de aclarar el futuro de estos funcionarios, crea mayor confusión.

La Consejería de Educación se reunió con los representantes de los cinco sindicatos mayoritarios de enseñanza para abordar el proyecto de la nueva orden que regula el acceso a la función docente en Andalucía. Un borrador cuyo contenido, de nuevo, ha saltado a la opinión pública antes de que lo conocieran los maestros y profesores. ANPE, CCOO, CSI-CSIF y SADI mostraron su disconformidad con el artículo 13.3 de dicho borrador, donde se establece que el personal interino docente se ordenará en función de la calificación de las últimas pruebas de acceso, esto es, según la nota obtenida en las oposiciones.

Por tanto, la experiencia del personal, que prima desde hace 19 años, adquiere menos importancia para entrar en un centro educativo. Esta medida -al margen de la repercusión que pueda tener en la calidad de la enseñanza- afecta a 2.300 interinos que trabajan actualmente en los centros educativos de Sevilla y que podían perder su plaza, una cifra que, según el Sindicato Andaluz de Interinos (SADI), se eleva a 3.000 profesionales.

La Junta, ante el rechazo de los sindicatos -que amenazaron, incluso, con movilizaciones- abrió ayer una puerta al diálogo y les aseguró que los interinos actuales que en 2011 no ocupen todavía una plaza fija seguirán siendo ordenados por el tiempo de servicio en los centros de enseñanza. Los que accedan a patir de esa fecha a las bolsas de trabajo cubrirán las vacantes según la nota.

Este cambio, que ha sido acogido con escepticismo por los sindicatos, que no se manifestarán por ahora contra el borrador, aporta, no obstante, más confusión al porvenir de los interinos, ya que la Administración no ha especificado la forma jurídica que adopatará para aplicar dos criterios distintos.

Ni los propios representantes sindicales fueron ayer capaces de descifrar los mecanismos técnicos que utilizará la consejería dirigida por Teresa Jiménez para ordenar al personal sin plaza en función de la calificación y la experiencia. Un sistema que podría plantear problemas legales.

Los responsables de Educación, minimizan los problemas que pudieran plantearse al aplicar estos dos criterios. Su principal argumento son las tres convocatorias para entrar en el cuerpo de docentes que se celebrarán de aquí a 2011 y que, según sus previsiones, mermará las bolsas de trabajo al ofertarse un gran número de plazas. La realidad demuestra, sin embargo, que estas pruebas de acceso -a las que estos docentes están obligados a presentarse- no acaba por completo con las bolsas de interinos, bien por la falta de tiempo de éstos para preparar las oposiciones, bien por acomodarse a un sistema donde los años de trabajo han sido hasta ahora una "garantía" para mantener el empleo.

Lo cierto es que las ofertas de plaza han sido hasta la fecha insuficientes para reducir drásticamente la bolsa de interinos, por lo que los sindicatos tienen pocas esperanzas de que en estos dos años se solucione un problema "histórico", y se alcancen los parámetros que la normativa europea establece para el personal docente sin plaza fija: entre un 5% y un 8% del profesorado, porcentajes muy lejanos de los que presenta actualmente la provincia sevillana.

De ahí el temor de los sindicatos por la situación con la que se puede encontrar la Administración en 2011, cuando pueden existir dos bolsas de interinos distintas y con dos criterios diferentes: los que estén ordenados por la experiencia y los que se rigen por la nota de las oposiciones. Los representantes sindicales esperan que la Junta les despeje estas dudas en la reunión convocada para el 23 de febrero, donde se explicarán los mecanismos técnicos que se activarán cuando el decreto entre en funcionamiento.

Los sindicatos, a pesar de esta modificación, continuarán exigiendo que el criterio que debe primar por encima de otros en la bolsa de interinos es el tiempo de servicio en la Educación. Tan sólo UGT es la que ha mostrado más conformidad con el artículo 13 del borrador. Eso sí, exigiendo que entre los interinos actuales siga primando la experiencia y que este factor tenga bastante importancia en la baremación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios