Sevilla

La Junta libera el coste de las plazas de las guarderías de convenio

  • El decreto de Educación cambia las bases de la financiación y favorece la entrada de grupos empresariales en el sector.

La monitora de una guardería atiende a dos niños. La monitora de una guardería atiende a dos niños.

La monitora de una guardería atiende a dos niños. / D.S.

Intrusismo para unos y oportunidad para otros. El nuevo decreto que la Consejería de Educación llevará al consejo de Gobierno para regular las escuelas infantiles de 0 a 3 años introducirá ciertas novedades que afectarán, principalmente, al modelo de financiación de estos centros. La incidencia más destacable se reflejará en los precios, ya que a partir de ahora sólo se establecerá un tope: los 278,90 euros que cuesta una plaza en esta etapa, pero los titulares de las escuelas podrán ofertar tarifas más baratas. Esta modificación ha provocado la alarma en las patronales que operan en el sector, que advierten que con esta "liberalización" se favorece la llegada de grandes grupos empresariales que cuentan con un respaldo económico que no poseen las pymes que mantienen los convenios actuales con la Junta. Los titulares de los centros que se encuentran fuera de dicho acuerdo han aplaudido el nuevo modelo, al entender que se acaba así con un "monopolio".

El actual modelo de convenio de las guarderías entró en vigor en 2009, una vez que las competencias sobre estos centros se traspasó de la Consejería para la Igualdad y Asuntos Sociales a la de Educación. Tras ocho años de vigencia, el departamento que dirige Adelaida de la Calle ha decidido cambiar el sistema por el que se establecen los acuerdos entre el Ejecutivo andaluz y los centros de titularidad privada. La patronal CECE ha criticado que dichas modificaciones se hayan realizado de forma "precipitada". "Carecemos de borradores", explica el secretario general de esta entidad en Andalucía, Rafael Caamaño.

Las familias sólo podrán solicitar las bonificaciones para las plazas en abril

El primero de los cambios concierne al nuevo concepto por el que pasan a denominarse las guarderías que mantengan acuerdos con la Junta. Ya no serán escuelas de convenio, sino entidades colaboradoras de la administración, un cambio de figura jurídica del que, según Caamaño, los titulares de las guarderías "desconocen" el régimen al que han de acogerse y las obligaciones que concierne.

Pero, sin duda, el cambio que más suspicacia ha provocado en el sector es el referente al precio. El coste actual de una plaza de guardería está establecido (desde hace muchos años) en 278,90 euros, con comedor incluido. Las patronales llevan tiempo reclamando una subida ante el aumento del IPC. Educación, en el decreto que presumiblemente llevará al consejo de Gobierno hoy, fija el tope en dicha cantidad, pero deja la puerta abierta a que los titulares de las escuelas infantiles puedan ofertar una tarifa a un precio menor.

Para Caamaño, esta "liberalización" resulta "beneficiosa" en casi todos los sectores comerciales, "pero no en el educativo, donde ha de primar la calidad". A ello se une que la bajada de los precios sólo se lo pueden permitir grandes grupos empresariales con un respaldo financiero con el que no cuentan las pymes autóctonas "lo que puede hacer mucho daño a la economía local".

El tercer cambio afecta a las bonificaciones que reciben las familias para pagar las plazas. Según la CECE, el decreto fija que para acogerse a las ayudas las familias sólo pueden acreditar los motivos para la bonificación en abril, durante la escolarización. La patronal pide que este requisito se flexibilice, debido a los probleque puedan surgir en el curso.

Etiquetas

,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios