Sevilla

Malestar por el nuevo quiosco-bar fijo frente a los bares del mercado

  • Los comerciantes se quejan de que Sacyr lo ha permitido justo donde prometió abrirles una puerta.

Comentarios 14

Los comerciantes del mercado de abastos de la Encarnación están molestos porque Sacyr no acaba de abrirles la puerta trasera que les prometió desde 2012 para dar vida a los dos bares interiores, ventilar y mejorar el acceso al mercado, ni les arregla los desperfectos que van surgiendo de mantenimiento. Esa puerta está hecha ya y preparada para ser colocada, pero sigue almacenada en el sótano de un edificio de la constructora, el que ocupaba antes Hacienda del Ayuntamiento, mantienen los comerciantes.

El malestar se ha acrecentado en Semana Santa porque justo frente al punto donde Sacyr prometió abrir esa puerta sí ha autorizado una concesión permanente de quiosco-bar con tapas y bebidas, con el mismo diseño de las setas, que empezó a funcionar en las pasadas fiestas y volverá a abrir esta semana.

El dueño del nuevo quiosco-bar Encarnación, J. J. Tejada, uno de los socios de la Terraza Bilindo, explicó este martes a este periódico que no hay motivo para el malestar porque comparte la petición de los comerciantes de que se abra esa entrada en la cristalera de los bares interiores del mercado y porque mantiene buena relación con los responsables de esos bares.

Tejada no desvela por cuántos años ha logrado la concesión ni las condiciones económicas y sólo dice que empezó a negociar antes de la Semana Santa de 2013 y que tiene autorización para "varios años". Añade que lleva meses presionando a Sacyr para que abriera la puerta antes de poner en servicio el quiosco porque "el mercado de abastos es un foco de negocio importantísimo para nosotros". Dice que la apertura y colocación del quiosco se ha retrasado precisamente por la puerta.

"Si estoy aquí es por la puerta, si no no hubiéramos entrado. Nosotros somos los primeros interesados. Es básico que se abra porque cuando suceda tendremos una colaboración con el bar que fríe pescado. Es parte de nuestro gancho y presionamos cada día a Sacyr a que lo haga", reitera. El responsable afirma que la apertura de un acceso le permitirá cumplir su plan de vender en su quiosco el pescado frito de uno de los bares interiores del mercado, cuyo dueño es amigo personal.

Ese amigo es Pepe Guillén, que regenta el bar La Encarnación y también hace de camarero. Guillén aclara a este periódico, sin desvelar esa futura colaboración, que "no le preocupa la competencia del nuevo quiosco, que él ofrece pescado frito y desayunos sin competencia y que el Bilindo incluso le puede atraer clientes".

Y es más, Guillén mantiene la teoría de que la puerta la abrirán el próximo mes de junio. El resto de comerciantes opina que Sacyr promete lo mismo cada año.

En el otro bar interior del mercado, que ofrece desayunos y tapas, no dan su opinión porque en ese momento no se encuentra allí el responsable.

El resto de comerciantes de la plaza de abastos opina que el quiosco-bar está muy pegado a donde iba la puerta y no ven bien que se añada otro bar más en esta zona saturada de establecimientos de hostelería para hacer competencia a todos los bares del entorno.

El dueño del nuevo quiosco-bar opina que más que competencia al resto de bares del entorno exterior de las setas será "otro bar más" en la zona.

Respecto al retraso de la constructora en colocar la dichosa puerta trasera que prometió, los comerciantes lo tienen claro: "Sacyr nos está chantajeando con la puerta; mientras el Ayuntamiento no le dé lo que piden ellos no lo solucionarán", opinan.

En julio de 2012, este periódico adelantó que la constructora Sacyr y la delegación de Economía y Comercio habían aceptado la petición de la cooperativa de comerciantes del mercado de la Encarnación de colocar una puerta trasera en la zona de los bares. La cooperativa renunció a la puerta lateral que reclama desde hace años el carnicero Paco Rodríguez que iba complementada con la estatua de diosa Ceres que el mercado tuvo en su origen.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios