Sevilla

Maternidad, la crisis invisible

  • Los hospitales registran un notable descenso de la natalidad en los últimos años Las clínicas privadas tienden a la personalización de la asistencia al nacimiento

La crisis económica ha abocado a un creciente número de mujeres a otra crisis aún más profunda e invisible, el retraso sine díe o incluso la renuncia a la maternidad. Las enormes dificultades laborales, sociales y familiares que afrontan las madres tienen un impacto directo en los paritorios.

Todos los hospitales públicos han visto descender, de manera notable, el volumen de partos desde 2008. El Hospital de la Mujer Virgen del Rocío, buque insignia de la sanidad andaluza, asistió en 2008 a 9.146 partos, mientras que en 2013 fueron 6.609, la cifra más baja de nacimientos durante los últimos 14 años. De igual modo, la evolución es marcadamente descendente en el Hospital Macarena, con 4.215 partos en 2008 y 3.067 en 2013; y en el Valme, con 3.984 nacimientos en 2008 y 2.980 en 2013, según datos del Servicio Andaluz de Salud (SAS). Estos datos reflejan que la situación de vulnerabilidad ha colocado las mujeres en edad fértil ante obstáculos infranqueables convirtiendo su maternidad en una auténtica hazaña. Mientras el balance de los paritorios cae en picado, las clínicas de fertilidad abren nuevos servicios ante un mercado al alza; una contradicción motivada por el retraso, a veces excesivo, de las féminas para ser madres.

La sanidad privada se ha convertido en una opción cada vez más atractiva para las mujeres que esperan un hijo, pero hospitales de referencia en este sector como son, por ejemplo, el Nisa Aljarafe y Quirón Sagrado Corazón, también registran una disminución en Maternidad. A falta de los últimos balances anuales en este sector, el Nisa Sevilla Aljarafe atendió 1.800 partos en 2013, una cifra muy similar a la que registró en 2012. Durante el primer semestre del año pasado, este hospital privado ha atendido a 840 nacimientos. Nisa Aljarafe fue el primero en Sevilla en contar con una UCI pediátrica y también está dotado con una UCI para neonatos, así como unas Urgencias obstétricas. La incorporación de estos servicios son clave en las clínicas para atraer a las familias hacia la opción privada para ver nacer a sus hijos.

El Hospital Quirón Sagrado Corazón, que también cuenta con una unidad de Neonatología, registra en torno a 1.600 y 1.700 partos desde hace cuatro años, con una media de 140 nacimientos al mes. La atención integral a la madre y al bebé así como la personalización son algunas de las señas de identidad de Sagrado Corazón y de otras clínicas que ofrecen este servicio.

En otro punto de la ciudad, Viamed Santa Ángela de la Cruz ha visto nacer a 9.000 bebés desde agosto de 2010 y  terminó 2014 con 2.350 partos. La clínica de Fátima terminará el año con 312 partos y Santa Isabel, con alrededor de 400. En el Hospital Infanta Luisa de Triana, donde también se atiende de manera integral a las madres, han visto la luz 4.154 niños desde 2009, de los cuales 600 han nacido en 2014.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios