comercio | nuevas medidas para mejorar las ventas

Mercados de abastos: Adiós a la brecha digital

  • Castreño destina 124.000 euros para que los placeros se adapten al comercio en internet y las redes sociales

Puesto de frutas en el Mercado de la Encarnación, cuyos placeros han sido los primeros en adaptarse a la era digital. Puesto de frutas en el Mercado de la Encarnación, cuyos placeros han sido los primeros en adaptarse a la era digital.

Puesto de frutas en el Mercado de la Encarnación, cuyos placeros han sido los primeros en adaptarse a la era digital. / d. s.

Adiós a la brecha digital en los mercados de abastos. El gobierno de Espadas se ha propuesto que este tipo de comercio sea más competitivo, una cualidad que sólo se entiende hoy día si se utilizan las herramientas que facilita internet. Abrirse un importante hueco en las ventas electrónicas y atraer a clientes a través de las redes sociales son los primeros objetivos marcados por esta adaptación digital que ha comenzado en el Mercado de la Encarnación y a la que se sumarán otras plazas de abastos de la capital. Para ello, el Ayuntamiento ha destinado 124.000 euros. El fin último es que a medio plazo los clientes puedan comprar directamente desde internet, como ya es posible en las grandes cadenas de distribución.

Los variedad de productos, el colorido de la fruta, el pescado fresco, la carne de calidad, la cercanía con el cliente y la diversidad de puestos. Las ventajas que han ofrecido hasta ahora los mercados de abastos han dejado de ser competitivas. La delegada municipal de Economía, Comercio y Relaciones Institucionales, Carmen Castreño, aseveró este jueves -en su visita al Mercado de la Encarnación- que todos estos factores que invitan a comprar en los mercados han quedado superados por un condicionante fundamental en la actualidad: la disponibilidad horaria. "Antes era la mujer la que hacía la compra. Se almorzaba en función de lo que había en el mercado, pero ahora esta situación ha cambiado por completo", explicó la edil.

Carmen Castreño saluda al chef Daniel del Toro en el Mercado de la Encarnación. Carmen Castreño saluda al chef Daniel del Toro en el Mercado de la Encarnación.

Carmen Castreño saluda al chef Daniel del Toro en el Mercado de la Encarnación.

La integración de la mujer en el mercado laboral y la diversidad de familias han provocado que cada vez se tenga menos tiempo para acudir a los mercados de abastos en los días laborables, una carencia de la que se benefician las grandes cadenas de distribución, ya que el horario de apertura en sus puntos de venta -ya sean grandes supermercados o pequeños- es mucho más amplio y permite que en ellos se compre fuera de la jornada de trabajo. La posibilidad de que los placeros abrieran por la tarde la contempló el año pasado la propia Castreño, quien en una visita al Mercado de Triana planteó esta opción para hacer frente a la dura competencia de las cadenas de supermecados. Dicha sugerencia, sin embargo, tuvo escasa aceptación entre los industriales, al requerir de una ampliación de plantilla que pocos negocios pueden permitirse en las condiciones actuales, en las que las ventas repuntan a duras penas.

Entre los objetivos a medio plazo de este proyecto se encuentran las compras por internet

El Ayuntamiento ha optado, para mejorar la competitividad, por superar la brecha digital que sufren los mercados de abastos, alejados por completo de los beneficios que aportan internet y las redes sociales. El primero en sumarse a esta iniciativa ha sido el de la Encarnación, cuyos representantes dieron a conocer este jueves el proyecto denominado Mercatic, con el que quieren "dinamizar" las ventas. Se trata de un portal web para que los clientes que así lo deseen conozcan los productos que a diario ofrece este mercado, los horarios de apertura y los servicios que presta.

La creación de este portal ha corrido a cargo de la empresa Boxdigital. Contiene una página principal en la que, como menú, se agrupan varios temas: información sobre la asociación de comerciantes del Mercado de la Encarnación, la historia de esta plaza de abastos, los puestos existentes, las noticias y diversos aspectos culturales. A esta oferta se suma un apartado multimedia con vídeos y fotos. Además, cada placero cuenta con su espacio en el que aparece una foto de su puesto y la descripción del mismo. En él se recoge toda la información del negocio, así como una galería de fotos que cambia según la oferta de los productos.

La puesta en marcha de este proyecto ha supuesto una inversión de 19.000 euros, cantidad procedente de la subvención de 124.000 euros que el Ayuntamiento ha destinado a ocho asociaciones de comerciantes para adaptar los mercados de abastos a la era digital. Esta ayuda se incluye dentro de los 434.000 euros que el gobierno de Espadas ha empleado para mejorar la competitividad del comercio minorista. Se prevé que los próximos días los representantes de otras plazas de la ciudad presenten los proyectos elaborados con estas ayudas públicas.

En cuanto al tipo de cliente que se quiere "atrapar" con esta nueva herramienta, Juan Carlos Vázquez, presidente de la asociación de comerciantes de la Encarnación, explicó que entre los objetivos se encuentra, además de fidelizar a los compradores habituales, conseguir clientes a través de las redes sociales, a los que llegaron hace ya bastante tiempo las grandes cadenas de distribución. En cuanto a la venta directa por internet, esta opción no se contempla actualmente, aunque pudiera ser factible en un futuro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios