Sevilla

Monseñor Asenjo felicita la Navidad a los sevillanos

  • El prelado llama a vivir una celebración austera y con el Señor en el centro

El arzobispo de Sevilla, monseñor Juan José Asenjo.

El arzobispo de Sevilla, monseñor Juan José Asenjo. / Juan Carlos Muñoz

El arzobispo de Sevilla, monseñor Juan José Asenjo, se ha dirigido a la Archidiócesis de Sevilla en un vídeo para felicitar la Navidad y transmitir sus buenos deseos para todos los fieles.

Monseñor Asenjo ha comenzado agradeciendo el interés de todos por su salud y ha confesado haber pasado “días muy malos con grandes dolores”, pero ahora reconoce sentirse “mucho mejor gracias a Dios y a vuestras oraciones que me consta que han sido miles y miles las personas de todas las latitudes geográficas que han rezado por mí”. Igualmente, ha transmitido su agradecimiento a los profesionales de la salud que “con tanto interés” le están asistiendo.

Por otro lado, ha recordado a los miles de muertos a consecuencia de la pandemia. “Han sido muchas las familias destrozadas, personas que han muerto sin el aliento de los suyos. Para ellos pido paz y descanso, al mismo tiempo que pido el consuelo, fortaleza y esperanza para sus familiares”. Asimismo, encomienda a la Virgen de la Salud de su capilla personal a los hospitalizados, especialmente a los que están en UCIs.

En su mensaje, el arzobispo ha invitado a vivir estas fechas “recogidos en nuestras casas”, lo que puede favorecer “la vivencia de una Navidad más íntima, auténtica y sincera”.

También ha pedido a todos los sevillanos no olvidar al verdadero protagonista de la Navidad que “la cultura secularizada trata de secuestrar”: Dios mismo.  En este sentido, ha insistido en que el Señor “nazca no solamente en nuestros belenes, sino sobre todo en nuestros corazones y en nuestras vidas”.

Por otro parte, ha exhortado a vivir un tiempo “lleno de religiosidad, comenzando nuestras reuniones rezando” y ha destacado que esta intimidad es idónea para “estrechar los vínculos de comunión y unidad en la familia”.

Finalmente, monseñor Asenjo ha hecho una llamada a celebrar unas “Navidades austeras”, porque “hay mucho dolor y sufrimiento a causa de la pérdida del trabajo a consecuencia de la pandemia”. Al respecto, ha instado a “que compartamos con ellos no solo lo que nos sobra, sino incluso aquello que estimamos necesario. Porque no hay Navidad sin acercamiento a los pobres”. Y ha propuesto que “lo que ahorremos de esas comidas opíparas de otros años lo destinemos a caritas o a los pobres”.

Monseñor Asenjo ha concluido su mensaje navideño deseando a todos los fieles de la Archidiócesis una “feliz y santa Navidad” y animándolos a pasar “mucho rato junto al pesebre adorando, contemplando y admirando” el misterio de la encarnación de Dios.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios