Obituario

Muere Marisa Carrillo, la voz y la dicción perfecta de Radio Sevilla

  • Murió con 79 años. En 1967 condujo el primer magazín dedicado a la actualidad sevillana

Marisa Carrillo, con Miguel Gallardo y Pedro Preciado, con quienes hacía 'Gente en la Onda'. Marisa Carrillo, con Miguel Gallardo y Pedro Preciado, con quienes hacía 'Gente en la Onda'.

Marisa Carrillo, con Miguel Gallardo y Pedro Preciado, con quienes hacía 'Gente en la Onda'. / D.S.

El aire eran las redes sociales de entonces y por el aire de Sevilla volaba la voz de Marisa Carrillo. La voz se apagó ayer con 79 años y pocas veces una muerte ha rejuvenecido tanto los recuerdos de la gente. “Se ha muerto la voz de Radio Sevilla”, decía ayer lacónico José Antonio Sánchez Araújo, compañero en aquellos tiempos en la emisora de la cadena Ser.

“Una señora de la radio, una señora de la vida”. Así la define José Vicente Dorado. “Ella hacía un magazín de concursos, una guía comercial, yo la sustituí cuando se pone en marcha el formato de magazín informativo. Podía estar en un pedestal pero siempre fue humilde, compañera de sus compañeros”.

El 30 de octubre de 1967, de la mano de Manuel Alonso Vicedo, Marisa Carrillo presenta con Juan Bustos Sevilla 13’30, primer magazín radiofónico moderno dedicado a la actualidad sevillana, con colaboradores como Antonio Burgos, Manolo Barrios,Juan Tribuna,Manolo Bará o José María de Mena.

Se llamaba en realidad María Luisa Carrillo de Albornoz. Era la productora y co-presentadora de La hora de Pepe da Rosa. El hijo de este cantante, radiofonista y humorista colosal recuerda cuándo “llegaba de niño a la emisora de la mano de mi padre y Marisa me daba paseos por la emisora, me regalaba discos”. Pepe da Rosa jr. se dedica ahora a la radio. “Mi padre guardaba todo, los guiones, las anotaciones, y siempre aparece Marisa Carrillo”.

“Busco en el dial la voz suya todavía”, dice Víctor Manuel de la Portilla, timonel del sonido de Canal Sur radio que coincidió con Marisa en la cadena Ser. “Conducía un programa que era la bomba, La Pasta Gansa, que patrocinaba Cobreros, la gente tenía que acertar la cantidad de dinero”. Lo hacía con Pedro Deglané, pero el hijo del mítico Bobby Deglané murió en un accidente de tráfico y le sustituyó Pedro Preciado. “Era la dicción perfecta, la profesionalidad”.

Vivió un cambio radical de la radio, el paso de un concepto comercial, de entretenimiento a otro más informativo. Vivió una radio sin redes hecha de cara al público con la publicidad escrita a mano. Nació un 4 de julio de un año que era, como dicen los que la conocieron, “el secreto mejor guardado del mundo”.“Cuando la quitaron de la radio, la mataron”, dice Araújo. “Murió Pepe da Rosa, Rafal Santisteban se retira, Juan Bustos va a Granada, Manolo Bará se independiza”. La recuerda “como una princesa, siempre impecable”.

Trabajó con los mitos y los más jóvenes. Con Pedro Preciado, Miguel Gallardo –en la foto– y Marina Bernal hizo Gente en la Onda. La última era una joven reportera de 18 años que hace unos días le mandó al hospital su libro Anónimos Infinitos.

Vivió la radio de Iñaki Gabilondo y María Esperanza Sánchez, donde empezaron unos jovencísimos Mercedes de Pablos y Paco Luis Murillo. Pequeña de las tres hijas de un sevillano y una madrileña de Aravaca. Tuteló vital y profesionalmente a su sobrino, el periodista Jaime Velasco, hijo de su hermana Coral. “Soy un privilegiado, yo he tenido dos madres”. Recuerda de niño sus visitas a la emisora, donde había un pequeño auditorio y un sitio para la orquesta. Su voz flota en la memoria de miles de sevillanos, soprano de los anuncios. “Vamos a ver los escaparates”, decía su voz. En el cuadro de actores hacía de doña Inés en el Tenorio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios