Sevilla

El juez de Pamplona encarcela a cinco sevillanos por la violación colectiva

  • Los detenidos, entre los que hay un guardia civil, grabaron en vídeo la agresión sexual a la víctima en las fiestas de San Fermín. Las imágenes muestran la participación de los investigados.

El juez de guardia de Pamplona ordenó ayer el ingreso en prisión provisional, comunicada y sin fianza, de los cinco sevillanos que fueron detenidos el pasado jueves por la violación colectiva de una joven de 19 años. Los detenidos, entre los que se encuentra un agente de la Guardia Civil destinado en Andalucía, grabaron en vídeo la agresión de la joven y esas imágenes, según el magistrado, acreditarían la "participación colectiva de todos ellos" en los hechos.

Los cinco arrestados, de edades comprendidas entre los 25 y 28 años, han sido identificados como J. A. P. M., J. E. D., A. J. C. E., A. M. G. E. y A. B. F., y al ser conducidos ante el juez se acogieron a su derecho constitucional a no declarar. En la vistilla celebrada para decidir sobre la situación personal de los cinco investigados, la Fiscalía de Navarra y la acusación particular solicitaron el ingreso en prisión, según informó ayer en un comunicado el Tribunal Superior de Justicia de Navarra.

En el auto que acuerda el encarcelamiento de los cinco jóvenes sevillanos, el juez de Pamplona considera acreditado de manera indiciaria que sobre las tres de la madrugada del pasado jueves, día 7 de julio, el mismo día que arrancaban los Sanfermines, los imputados contactaron con la víctima en la Plaza del Castillo y la acompañaron hasta el coche donde iba a dormir.

En el trayecto hasta el vehículo y, aprovechando que el portal del número 5 de la calle Paulino Caballero se hallaba abierto, cogieron a la chica "por las muñecas" y la obligaron a entrar. 

 

A continuación, los cinco la rodearon y "valiéndose de su superioridad física y de la imposibilidad" de la víctima para pedir ayuda, llevaron a cabo varias agresiones sexuales "mientras grababan los hechos". Después, le quitaron el móvil de la riñonera y abandonaron el lugar, según las mismas fuentes.

 

En la resolución, el magistrado expone que concurren todos los requisitos para la adopción de la medida privativa de libertad por delitos de agresión sexual y robo con violencia o intimidación. 

 

El instructor sostiene en el auto que "existen en la causa méritos bastantes" para estimar responsables criminalmente de dichos delitos a los cinco encausados.  En concreto, el juez considera "muy claro" el relato de la víctima en cuanto a la mecánica de los hechos y la imposibilidad de pedir auxilio tanto por tratarse de un lugar aislado como por la "desproporción física" entre la víctima y los agresores, que le superaban en número. Además, el magistrado indica que en la grabación que los propios imputados hicieron de la agresión sexual "se aprecia la participación colectiva de todos ellos". Todos estos indicios han llevado al magistrado a acordar la prisión provisional, a instancias de la Fiscalía y de la acusación, y a pesar de no contar con ninguna versión de los imputados, que se negaron a declarar.

 

El juez explica que ha acordado el encarcelamiento provisional de los sospechosos dada la "extrema gravedad de los hechos", la necesidad de protección a la víctima, "así como las elevadas posibilidades de eludir la acción de la Justicia ante la gravedad de las penas que en su día pudieran imponerse". El juez de guardia también aprecia como fundamento de la prisión la "posibilidad de reiteración delictiva a la vista de la propia mecánica de los hechos, cometidos en grupo y utilizando además medios audiovisuales".

 

Entre los cinco sevillanos detenidos hay un agente de la Guardia Civil destinado en Andalucía. Fuentes del instituto armado confirmaron ayer a Efe este extremo. Según estas fuentes, si la instrucción del sumario "confirma los indicios de su participación" en los hechos, se le aplicará el régimen disciplinario interno "al margen de las responsabilidades penales", lo que "posiblemente implicará su expulsión del cuerpo".

 

Los cinco jóvenes sevillanos fueron detenidos en la madrugada del pasado jueves por agentes de la Policía foral de Navarra, quienes localizaron en la plaza de toros de Pamplona, durante la suelta de vaquillas posterior al tradicional encierro, a cuatro hombres que coincidían con la descripción que había sido facilitada por la víctima. Los policías iniciaron un seguimiento de estos cuatro jóvenes, lo que les llevó a detectar al quinto sospechoso, siendo todos detenidos como presuntos autores de la agresión sexual de la joven de 19 años.

 

El Ayuntamiento de Pamplona, el Gobierno de Navarra y el Parlamento foral mostraron su repulsa por estos hechos y animaron a los ciudadanos a participar en una concentración de rechazo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios