Sevilla

Piden once meses de cárcel para el acusado de obligar a tomar pastillas a su pareja

  • La Audiencia de Sevilla pide, además, una orden de alejamiento de 300 metros, la prohibición de comunicarse con la víctima por tres años y la privación del derecho a la tenencia y porte de armas.

Pastillas y cápsulas de origen desconocido. Pastillas y cápsulas de origen desconocido.

Pastillas y cápsulas de origen desconocido. / D.S.

La Audiencia de Sevilla juzga el martes a un hombre acusado de un delito de maltrato por supuestamente lesionar a su pareja y madre de su hija y obligarla a tomar una docena de pastillas de composición desconocida, delito por el que el Ministerio Fiscal le solicita once meses de prisión.

Este hombre, que estuvo en prisión en mayo de 2016 por antecedentes penales no computables, mantuvo una relación de un año de convivencia con su pareja con la que tiene un hija, según el escrito de acusación de la Fiscalía.

Los hechos por los que va a ser juzgado ocurrieron el 5 de julio de 2016 tras iniciarse una discusión en el domicilio donde convivían, por motivos que no constan, donde "la golpeó por todos lados, la cogió del pelo, la zarandeó y cogió un cuchillo e intentó agredirla con él".

Además, según remarca el fiscal, "la golpeó con el mango de este cuchillo, le propinó dos bofetadas, la tiró al suelo y posteriormente la abandonó en un sofá". Tras ello, al llegar la hija menor, se la llevó al dormitorio donde "la obligó a tomar diez pastillas de composición desconocida". A consecuencia de estos hechos, esta mujer sufrió lesiones consistentes en hematomas por todo el cuerpo, sobre todo en los brazos y en las piernas.

A su vez, por auto de fecha del 12 de julio de 2016 el Juzgado de Violencia sobre la mujer número 3 de Sevilla impuso al acusado una orden de alejamiento y la prohibición de acercarse a esta mujer a menos de 300 metros hasta que se dictara la sentencia.

Por estos hechos, el fiscal pide para este hombre la pena de once meses de prisión, la privación del derecho a la tenencia y porte de armas por tiempo de tres años, prohibición del derecho a aproximarse al domicilio, lugar de trabajo y cualquier otro donde se encuentre la denunciante a una distancia no inferior a 300 metros, así como de comunicarse con ella por cualquier medio por tiempo de tres años.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios