Sevilla

Las heces caninas se ceban con Pino Montano, Pumarejo, Nervión y Triana

  • El Consistorio estudiará una propuesta vecinal para gravar con un impuesto a los propietarios de perros · Lipasam cifra en 28 toneladas los excrementos caninos generados a la semana en la capital

Comentarios 161

Pino Montano, Pumarejo, Nervión y Triana son las cuatro zonas de Sevilla con mayor presencia de excrementos caninos depositados en aceras y otros espacios públicos. Además de la suciedad y del desagradable aspecto de la vía pública, los excrementos de perros representan un riesgo de contagio de enfermedades y pueden provocar caídas a los viandantes. Pese a las campañas de concienciación para que los propietarios de los animales retiren y eliminen los restos de sus animales -comenzaron hace 18 años- lo cierto es que este problema de higiene urbana aglutina un "importante número de quejas y denuncias vecinales", explica Rafael Pineda, gerente de Lipasam.

Un estudio de la empresa municipal de limpieza, al que ha tenido acceso Europa Press, desvela que las zonas con mayor existencia de excrementos caninos son las barriadas de la zona norte como Pino Montano, sobre todo, en las calles Parque de Despeñaperros y Corral de la Caridad; y el Polígono Norte, concentrándose en las calles Pedro Gual Villalbí y Sancho Dávila. El responsable de Lipasam estima que sólo el 20 por ciento de los propietarios de perros -en Sevilla están censados más de 40.000 animales- recoge y desecha los excrementos.

En la capital, la población canina genera unos residuos semanales que supera los 28.000 kilos, de los que casi el 80 por ciento queda en las calles. Para atajar este problema de salud pública, varios colectivos vecinales han propuesto a Lipasam que el Ayuntamiento imponga un impuesto especial a los propietarios de perros, una petición que la administración local mantiene en estudio.

En la zona centro, y al margen de lugares emblemáticos como la Plaza del Museo o la Plaza de la Encarnación, el Pumarejo y sus inmediaciones también son consideradas por Lipasam como algunas de las zonas más afectadas por este problema. El estudio también destaca que una importante cantidad de estos residuos se concentra en el eje de Triana y El Porvenir, donde los excrementos se encuentran mayoritariamente en las calles Colombia, Río de la Plata y Exposición. Nervión tampoco se libra de estos residuos, que suelen aparecer en calles como Diego Martínez Barrio y Marqués de Nervión. Los Remedios, Sevilla Este, Alcosa, Bami o Heliópolis también entran en la estadística de suciedad.

La ordenaza que regula la tenencia de animales en la vía pública establece sanciones que giran en torno a los 90 euros y pueden alcanzar los 300 euros en los casos graves de reincidencias de propietarios que se resisten a retirar los excrementos de la calle. En diciembre pasado, Lipasam sancionó al dueño de un perro que se negó a recoger los residuos de su mascota. Además de incrementar las inspecciones para instar a los ciudadanos al cumplimiento de la normativa, el Ayuntamiento tiene previsto colocar ests primavera 200 dispensadores de bolsas de papel para que los dueños de animales retiren los residuos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios