Sevilla

21 entidades reclaman al alcalde la retirada del Plan de Movilidad de Sevilla

  • Han registrado la petición en el Ayuntamiento para que el plan se someta a "una participación ciudadana real" antes de su aprobación definitiva en Pleno

  • Denuncian las prisas de Espadas para aprobarlo "sin consenso para conseguir ayudas para un tranvía innecesario que deja a los barrios fuera" 

El Plan de Movilidad Sostenible de Sevilla (PMUS) que el alcalde Juan Espadas quiere aprobar en Pleno sigue recibiendo una fuerte contestación social tras los 20 días que ha estado en el trámite de alegaciones. A la queja que 19 entidades expresaron este jueves pidiendo al gobierno local que rectifique y someta en profundidad el documento a la participación ciudadana, se ha sumado este viernes la denuncia de más de una veintena de entidades, sobre todo de los barrios, que directamente han presentado en el registro municipal un escrito demandando que se retire el Plan.

Se trata de 21 entidades y asociaciones vecinales de varios barrios, entre otros Torreblanca, Polígono Sur, Triana Norte, Macarena, Bermejales, Heliópolis, Parque de los Príncipes, El Rocío–Almutamid y Barrios Hartos, que solicitan, antes de que sea aprobado de forma definitiva, que se inicie una nueva fase de participación real con los agentes sociales de la ciudad, asociaciones de vecinos, plataformas, y colectivos medioambientalistas para seguir recabando aportaciones al documento y concretar las actuaciones que finalmente se lleven a cabo.

Al acto de entrega en el registro ha acudido una representación de las 21 entidades: representantes de la asociación vecinal Triana Norte, la asociación cultural alternativa Tartessos, la asociación Parque Vivo del Guadaira, la Red Sevilla por el Clima y la Plataforma Salva Tus Árboles Sevilla.

Una representación de las 21 entidades en la puerta del Registro del Ayuntamiento, en el Prado, este viernes. Una representación de las 21 entidades en la puerta del Registro del Ayuntamiento, en el Prado, este viernes.

Una representación de las 21 entidades en la puerta del Registro del Ayuntamiento, en el Prado, este viernes. / Juan Carlos Muñoz

Valle López Tello, una de las portavoces de estas asociaciones, ha lamentado que "toda la prisa de aprobar un Plan de Movilidad Urbana Sostenible sin consenso es para conseguir ayudas para un tranvía innecesario que deja a los barrios fuera". 

Estas son las seis razones por las que rechazan este plan de movilidad (PMUS), que coinciden con las mismas que han expuesto en sus alegaciones otras organizaciones y entidades, y las que expusieron este jueves las 19 entidades denunciantes:

  1. La elaboración del Plan no ha contado con la participación ciudadana mínima, legalmente establecida, para este tipo de planes que tanto impacto van a tener en la calidad de vida de la ciudad en las próximas décadas
  2. El plan nace obsoleto puesto que ignora la situación de emergencia climática y sanitaria. Desde la finalización de la redacción del PMUS en Noviembre de 2020 hasta ahora, la situación de la movilidad en la ciudad y sus previsiones, por causa del covid-19, han cambiado radicalmente, algo que el plan no ha tenido en cuenta, como han hecho otras ciudades tomando las necesarias medidas para ampliar la red peatonal, impulsar la movilidad ciclista y de vehículos de movilidad personal (VMP), creando una red continua y extensa de carriles 30 de prioridad para estos vehículos, ni se han tomado medidas para reforzar y mejorar la eficiencia del transporte público, particularmente en TUSSAM.
  3. El plan excluye de inversiones y actuaciones barrios enteros de la capital, como el Polígono Sur y otros, mientras prioriza enormes inversiones para nuevos desarrollos urbanísticos. 
  4. El Plan no aborda la dimensión metropolitana de la movilidad pese a que casi uno de cada dos coches que se mueven por Sevilla proceden del área metropolitana. 
  5. El plan da por válido el servicio que presta TUSSAM y no propone ninguna medida de reestructuración de calado para incrementar su cobertura a los barrios y los grandes centros de trabajo, ni para mejorar su velocidad comercial y  la frecuencia de paso de los vehículos, pese a que sea el modo menos eficiente de moverse por la ciudad. Es particularmente grave que frente a la inacción de la empresa y del ayuntamiento ante la pandemia, TUSSAM haya perdido casi la mitad de sus pasajeros y haya entrado en un ciclo de deuda para compensar la falta de ingresos que hacen peligrar su futuro. Las propuestas de mejora del servicio presentadas por el comité de empresa de Tussam han sido ignoradas.
  6. Las propuestas del Plan no responden al contexto actual que requiere celeridad para dar respuesta a los retos actuales: se necesitan soluciones a corto y medio plazo y cambiar las prioridades de inversión para tener el máximo impacto en el menor tiempo posible.

Tres de estas 21 entidades también firmaron el documento de denuncia de las 19 asociaciones que presentaron su queja el jueves: se trata de la Red Sevilla por el Clima, Ecologistas en Acción y Parque Vivo del Guadaíra.

El plazo para alegar acabó el pasado 3 de febrero.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios