Atención sanitaria

Polémica en el reparto de las plazas de MIR en plena crisis sanitaria: 306 médicos para Sevilla en el aire

  • Profesionales amenazan con llevar la elección telemática decidida por el Gobierno para la asignación de plazas ante el Tribunal Supremo

  • Andalucía oferta 1.505 plazas para galenos, de las cuales 306 son en Sevilla

  • Sindicatos médicos alertan de la saturación de trabajo hasta septiembre de los residentes de segundo y tercer año

Personal sanitario aplauden durante un homenaje. Personal sanitario aplauden durante un homenaje.

Personal sanitario aplauden durante un homenaje. / EFE

La asignación de plazas de la Formación Sanitaria Especializada (FSE) sigue generando polémica. Tras haber sido expuestas las preocupaciones y peticiones de los médicos a los responsables del Ministerio de Sanidad, la elección telemática sigue siendo la apuesta de este organismo para la elección de plaza, algo a lo que se oponen gran parte de los profesionales. 

La Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM) mantiene que esta elección online obligatoria motivada por la crisis del coronavirus es de "muy dudosa legalidad" y que, tal como está la situación, "cualquier persona puede impugnar la convocatoria" ante el Tribunal Supremo, lo que paralizaría el proceso de asignación. La CESM mantiene que la obligatoriedad de la elección telemática requiere que los más de 7.000 opositores que han obtenido plaza (en mayor número para médicos y enfermería) tengan recursos informáticos suficientes para realizarla, lo cual no se ha comprobado.

Otra de las quejas de los opositores que rechazan la asignación telemática es lugar de la presencial, como se había hecho hasta ahora, es que a través de este sistema desconocen las plazas que están siendo ocupadas en tiempo real. Tradicionalmente, los médicos son citados presencialmente en orden en función de la puntuación obtenida. Cuando el opositor elige su plaza, en todas las sedes de las grandes ciudades lo escuchan, y esta plaza se elimina automáticamente del sistema. De esta manera, los profesionales pendientes de plaza saben qué especialidades quedan vacantes y dónde a tiempo real.

En total, en la convocatoria de 2020 se han ofertado 7.615 plazas para Médicos Internos Residentes (MIR) en toda España, de las cuales 1.505 son en algún centro sanitario de Andalucía, según datos de la última modificación publicada en el Boletín Oficial del estado el 13 de mayo. A Sevilla, le corresponden 306 plazas.

Esta no es la primera polémica del accidentado MIR de 2020. En el examen, se decidió reducir el número de preguntas y la duración del examen con el pretexto de que los opositores se agotaran menos durante la prueba, pero esta medida dio lugar a que existieran más opositores con la misma puntuación, incrementando la importancia del azar.

El problema va más allá y empieza a sobrevolar la posibilidad de que el asunto llegue a los tribunales y que se adopten medidas cautelares para garantizar la efectividad de la sentencia. Si esto ocurriese, se paralizaría el proceso de asignación y supondría un gran daño al sistema de salud que, con motivo de la pandemia ya está herido de cara al verano. No obstante, el presidente de la CEMS, Tomás Toranzo, asegura que recurrir a los tribunales sería la última opción.

Como muy pronto y si no hay problemas legales, los residentes se sumarán a los recursos humanos ya disponibles en septiembre. ¿Qué significa esto? Significa que los sanitarios, tan aplaudidos y agotados tras meses de lucha contra la enfermedad Covid-19, deberán doblar turnos y guardias esta temporada estival para suplir la falta de nuevos médicos en formación, tan necesarios en los hospitales. "Los Mir de segundo y tercer año van a tener que doblar turnos de guardia, con el cansancio y sobrecarga asistencial que ello conlleva para estos profesionales", afirma Vicente Matas, de la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos en Revista Médica.

Ante esta situación, se han multiplicado las quejas en redes sociales, con cientos de mensajes que se preguntan cómo es posible que se pueda acceder a barras de bares o a casinos y no se pueda tener una elección de plaza justa y con garantías.

La elección de plazas telemática supondría, además, que muchas plazas podrían quedarse sin cubrir (si finalmente se rechazan una vez asignadas) y muchos médicos se quedarían sin plazas, según alerta el personal sanitario. Estas plazas quedarían vacantes durante los años que hubiera durado la formación del sanitario que la hubiera ocupado. Sindicatos y academias de preparación al examen MIR se han unido a estas protestas.

Más de 300 médicos para Sevilla en el aire

En total, el Ministerio de Sanidad ha ofertado para este año 7.615 plazas para Médicos Internos Residentes distribuidos por todo el país. En Andalucía, se ofertan finalmente 1.505 plazas, 27 más que las anunciadas en un principio, según la orden publicada en el Boletín Oficial del Estado (BOE) el 13 de mayo. De estas más de 1.500 plazas, unas 720 son en hospitales andaluces y más de 400 en centros de salud. El resto son para diferentes unidades docentes multiprofesionales.

La especialidad con más plazas es la de Medicina de Familia y Comunitaria (398), seguida muy de lejos por Medicina Interna (57).

En la provincia de Sevilla se ofertan 306 plazas para médicos: 191 en hospitales, 72 en centros de salud y 43 en diferentes unidades docentes profesionales.

El Hospital Virgen del Rocío es el que más nuevos residentes médicos tendrá, 87. El Hospital Virgen Macarena oferta 64 plazas y el Hospital Universitario Nuestra Señora de Valme, 35. El resto de plazas se distribuyen de la siguiente manera: dos para el Hospital San Juan de Dios del Aljarafe (Bormujos) y cuatro para el área sanitaria de Osuna y el Hospital de la Merced.

Quejas de residentes en las redes sociales

A través de las redes sociales, multitud de MIR se han unido a manifestaciones virtuales y han expresado a través de Twitter, principalmente su desontento y preocupación por esta situación. Uno de los más activos ha sido el médico sevillano Emilio José Delgado. Mediante un hilo, este R0 explica que las primeras protestas comenzaron a raíz de que "el Ministerio se saltase plazos oficiales, aceptase documentación fuera de tiempo, se cachondease de los opositores..." y considera que finalmente "era normal que por fin los médicos se dignaran a quejarse".

"El sistema de acceso a la Formación Sanitaria Especializa (entre ellos el examen MIR) es una forma injusta, anticuada, cutre y económica de ordenar a los aspirantes", ha explicado Emilio José Delgado en Redacción Médica, "No valora quién está más o menos capacitado para ejercer la Medicina, quién es mejor o peor médico. No valora las habilidades y competencias del buen galeno".

El residente sevillano considera que para lo único que sirve el MIR es el derecho de ejercer la profesión, algo que "debería ser innegable desde que te gradúas". Y además, añade, "es un derecho que tienes que ganártelo con sangre, sudor y lágrimas". No obstante, el médico reconoce que es cierto que es "uno de los mejores sistemas de formación especializada del mundo y que da la opción de practicar de forma "segura" lo aprendido durante años". Aunque tiene un pero ya que "supone una infantilización y un sometimiento que comienza con su prueba de acceso, pasa por cuatro o cinco años con un contrato en formación mal pagado y termina años más tarde con la incertidumbre de enfrentarte a la consulta del día a día solo y aceptando contratos de trabajo temporales y precarios".

Asignación de plazas: a partir del 6 de julio

A falta de que el Ministerio de Sanidad publique en el Boletín Oficial del Estado (BOE) la fecha del inicio de la asignación de plazas, la CESM ha confirmado que este proceso arrancará el 6 de julio y que los médicos tomarán posesión de sus plazas a partir del 3 de septiembre, según ha adelantado ConSalud.es.

Con respecto al pasado año, la oferta MIR ha aumentado un 10%, lo que se traduce en 715 plazas más. Esto puede afectar al corte de algunas especialidades, que se verá incrementado con respecto a 2019,   aunque las especialidades más exclusivas, como Dermatología y Cirugía Plástica, pueden encarecer su acceso.

El número de orden en el que se agotó cada especialidad en el sistema de elección varía según su demanda. Cirugía Plástica con el 754 y Dermatología con el 763 fueron las dos primeras en cerrar sus cupos, mientras que Medicina del trabajo (8.359) y Bioquímica Clínica (8.365) fueron las dos últimas especialidades que se agotaron, según datos del Ministerio de Sanidad. Medicina de Familia colgó hace un año el cartel de no hay más plazas en el 8.337.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios