Sevilla

La Policía Local de Sevilla busca en Las Letanías al autor del atropello mortal

  • Los agentes inspeccionan varias casas del barrio en busca del conductor homicida

  • La víctima, de 53 años, era cocinero de un bar de Hytasa y salía de trabajar cuando fue arrollado

  • En uno de los registros se ha encontrado una plantación de marihuana 

Policías locales inspeccionan una vivienda de Las Letanías con la ayuda de los Bomberos.

Policías locales inspeccionan una vivienda de Las Letanías con la ayuda de los Bomberos. / Juan Carlos Muñoz

La Policía Local de Sevilla está buscando en el Polígono Sur al presunto autor del atropello mortal ocurrido la noche de este sábado en la Ronda del Tamarguillo. Un amplio dispositivo ha estado desplegado durante la noche y buena parte de la mañana en la zona de Las Letanías, donde reside el sospechoso, que está ya plenamente identificado. Fue allí precisamente donde la Policía recuperó el coche implicado en el accidente, un Renault Megane de color gris, una hora después del siniestro.

Los hechos ocurrieron a las 23:35 horas del sábado en la Ronda del Tamarguillo, a la altura de la confluencia con la avenida de Hytasa. La víctima, de 53 años y de nombre Juan Carlos, acababa de salir de trabajar en el bar Tamarguillo Tapas, ubicado en la esquina de la citada avenida. Era el cocinero del establecimiento. Cruzaba el paso de peatones de la Ronda del Tamarguillo en dirección al Matadero cuando fue arrollado por un vehículo a toda velocidad.

El conductor del coche se dio a la fuga tras el atropello, dejando malherido al peatón, al que desplazó más de 30 metros como consecuencia del impacto. El hombre quedó tendido en el asfalto con lesiones muy graves y falleció poco después. Los servicios sanitarios del 061, que trataron de reanimarlo infructuosamente, sólo pudieron certificar la defunción. 

Varios testigos presenciaron el atropello y explicaron a la Policía Local cómo se produjo el accidente, así como una descripción del coche y de la dirección de huida. Los agentes también estuvieron revisando las cámaras de control de tráfico de la zona. Una hora y cuarto después del accidente, los policías localizaron el vehículo en una calle de Las Letanías. El coche estaba destrozado en la parte delantera.

Dispositivo policial y de Bomberos en Las Letanías. Dispositivo policial y de Bomberos en Las Letanías.

Dispositivo policial y de Bomberos en Las Letanías. / Juan Carlos Muñoz

La grúa municipal se llevó el coche al depósito, para que pudiera ser investigado por los agentes, mientras que la Policía siguió trabajando para identificar al conductor del vehículo. Cruzaron los datos aportados por los testigos, la información recogida en la inspección ocular de la escena del homicidio, los de las cámaras y también algunos comentarios con información valiosa recibidos a través de las redes sociales.

Esto llevó a identificar al conductor como un vecino de Las Letanías. Durante la mañana de este domingo, los agentes han entrado en al menos dos viviendas de este barrio para tratar de localizar y detener al sospechoso, que no se encontraba en ninguno de los pisos. En uno de ellos, los policías han pedido ayuda a los Bomberos para acceder por el balcón, gracias a la escala de los Bomberos. 

El bar en el que trabajaba la víctima, cerrado por defunción. El bar en el que trabajaba la víctima, cerrado por defunción.

El bar en el que trabajaba la víctima, cerrado por defunción. / Juan Carlos Muñoz

El sospechoso cuenta con varios antecedentes. En una de las viviendas, la Policía encontró una plantación de marihuana que estaba funcionando. El elevado número de aparatos de aire acondicionado que se veían desde la calle en el piso, ubicado en una cuarta planta, daba una pista sobre la actividad ilícita que se desarrollaba en el interior del mismo.

Fuentes policiales indicaron que la investigación está muy avanzada y no se descartan detenciones a lo largo de este domingo. La intervención policial y de los Bomberos ha desatado la curiosidad de numerosos vecinos de Las Letanías, que han estado observando detenidamente el trabajo de las fuerzas de seguridad en las calles Reina de la Paz, Salud de los Enfermos y Puerta del Cielo. 

El bar Tamarguillo Tapas, donde trabajaba la víctima, permanecía cerrado este domingo, un día grande de un local que suele ser muy concurrido tanto a la hora del desayuno como a la del aperitivo a mediodía. Se trata de un negocio muy popular en la zona, que hasta hace unos años se llamó El Perol. Hoy un folio escrito a bolígrafo colocado sobre la persiana de seguridad informaba de que estaba "cerrado por defunción".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios