Sevilla

La Policía vincula a tres menores con la oleada de robos en Pino Montano

  • Casi todos los comercios de la zona nueva del barrio han sido desvalijados en al menos una ocasión y muchos de los vecinos han sufrido hurtos al descuido y tirones, que se han incrementado este verano

Comentarios 19

12

En la calle Corral del Agua sólo queda un comercio que no ha sido robado o atracado. Es una carnicería y se ha librado de momento porque sólo lleva dos meses abierta. Los robos en esta zona de Pino Montano se suceden con bastante frecuencia, pero los vecinos no recuerdan una época tan mala como la de este verano. La Policía Nacional achaca la oleada de robos sufrida en los meses de julio y agosto a una pandilla de menores residentes en el asentamiento chabolista del Vacie. La detención a principios de agosto del presunto cabecilla, de sólo 14 años, ha reducido sensiblemente el número de denuncias por robo.

"En un mes y medio he sufrido dos atracos con pistola. Una vez incluso le dieron con el arma en la cabeza a un compañero y le hicieron una brecha", explica Tamara, empleada de la zapatería Patricia. Cuenta que de su negocio se llevan pares casi a diario y que es muy difícil luchar contra esto porque la Policía llega cuando los ladrones ya se han marchado. "Por muy rápido que vengan, si el patrullero está en el centro, sus 20 minutos o la media hora no hay quien se los quite. Hace tres días también tuvimos que llamar a la Policía porque un chaval vino a devolver unos zapatos que se veía que habían sido usados. Como no le devolvíamos el dinero, se montó un altercado".

Los comerciantes de esta calle, que va desde la glorieta del centro comercial Carrefour con la zona nueva de Pino Montano, coinciden en que este verano ha sido el peor de los últimos años. "A mí me han llegado a robar hasta los veladores. Se llevaron una mesa y luego volvieron a por las sillas. Les dije que adónde iban y me respondieron, con todo el descaro del mundo, que iban a llevarse las sillas", cuenta Vanesa Morales, del bar La Abundancia.

No sólo sufren robos los comercios. También son muchos los vecinos que han sido asaltados mientras paseaban por la calle. "Les quitan a las madres cosas que guardan en los carritos de los bebés, les dan tirones a las mujeres mayores, rompen los cristales de los coches, les meten las manos en los bolsos, a los niños los asaltan para robarle lo poco que lleven. Yo les he dicho a mis clientas que, si me mandan a los niños a por algo, que no les den dinero, prefiero que me lo paguen más tarde".

La Policía Nacional vincula esta oleada de robos a tres menores del Vacie. A principios de agosto fue detenido un adolescente de 14 años que había cometido al menos doce robos en diez días. El menor fue enviado a un centro y desde entonces han caído de manera importante las denuncias. Junto a él actuaban otros dos menores considerados inimputables, ya que tienen menos de 14 años, edad mínima de responsabilidad penal. A estos niños en principio no se les implica en los atracos con armas de fuego.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios