Sevilla

Polígono San Pablo: cuando la odisea es pasear por tu barrio

  • Pese al compromiso municipal por reforzar la limpieza y acabar con las barreras arquitectónicas, los residentes del barrio C advierten pocos avances a pie de calle

Los túneles de acceso de acceso a los bloques del Barrio C Los túneles de acceso de acceso a los bloques del Barrio C

Los túneles de acceso de acceso a los bloques del Barrio C

Comentarios 4

Para las personas mayores del Polígono San Pablo no es fácil salir a caminar por las calles de su barrio. Las barreras de movilidad se convierten en muros infranqueables, pero también tienen que desafiar a diario la basura que se acumula en algunas zonas convirtiéndose en obstáculos insalvables.

Es el caso de Antonia y Mercedes, dos vecinas con problemas de movilidad que no pueden moverse con normalidad por un barrio en el que viven desde hace más de 30 años: "Las infraestructuras deben mejorar, en el barrio han hecho algunas rampas, pero sigue habiendo zonas inaccesibles".

El principal problema al que se enfrentan los vecinos de las calles transversales del barrio C es el mal estado de los pasajes o túneles que unen los edificios, ya que existen barreras arquitectónicas que impiden acceder a estos espacios a vecinos con movilidad reducida. También existen fallos de accesibilidad en las zonas de aparcamiento, ya que los escalones no permiten el tránsito de sillas o carros. 

Las calles transversales del barrio Las calles transversales del barrio

Las calles transversales del barrio

Tal es la preocupación que la propia Junta Municipal del Distrito San Pablo-Santa Justa, con la socialista Reyes Gallardo al frente, recurrió hace unos días al Ayuntamiento para pedir a sus compañeros una mayor implicación en el barrio. En declaraciones a este diario, Gallardo ha asegurado "que desde el Ayuntamiento ya se trabaja para solucionar este problema". De momento, sin embargo, es más una intención que una realidad.

A la movilidad se suma, además, el problema de la limpieza. Y ello, a pesar del compromiso expresado también por el equipo de gobierno de Juan Espadas para reforzar las labores de la empresa municipal Lipasam. Para los vecinos, la clave erradica en la falta de barrenderos y en los conflictos que tienen las máquinas de limpieza para acceder a algunas zonas internas. "Creemos que hay pocos trabajadores y no les da tiempo", considera Laura Prieto, presidenta de la asociación de vecinos Amanecer.

Desde la Asociación llevan tiempo reclamando que se incrementen las medidas de limpieza en zonas concretas, como las plazas de los edificios, donde las esquinas y los arriates concentran los restos de basura. "Nos hemos quejado varias veces a Lipasam y al distrito, pero el barrio continúa sucio", explica la presidenta.

Vecinos de la Asociación Amanecer Vecinos de la Asociación Amanecer

Vecinos de la Asociación Amanecer

Antonia critica que "Lipasam invierte más tiempo en la limpieza de las calles exteriores del barrio que en las interiores, que es donde realmente hace falta". También aclara que algunos problemas de suciedad lo ocasionan los propios vecinos, que sacan a sus mascotas a pasear y no recogen los restos de heces del suelo, lo que se podría evitar ya que el propio distrito ofrece bolsas de basura de manera gratuita para los vecinos.

Por este motivo, la presidenta de la asociación hace un llamamiento a los vecinos para que se impliquen con la zona en la que viven: "Hay que concienciar a la gente, tienen que entender que hay que mantener el barrio limpio, si arrojan los residuos a las papeleras, habrá menos suciedad". Aun así, Prieto no pierde la oportunidad de buscar también la complicidad municipal: "Lo de los excrementos de los perros se podría solucionar si se crearan zonas para llevar a los perros a hacer sus necesidades, se evitaría el mal olor y la suciedad de las aceras". Propuestas y soluciones complementarias, desde el barrio y desde el Ayuntamiento, con un objetivo compartido: mejorar su barrio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios