¿Lo sabías? Los peores nombres de coches de la historia

La Primera Vuelta al Mundo

El Rey clausura el V Centenario de Magallanes y Elcano en Sevilla:“España mantiene, cinco siglos después, su vocación universal”

Felipe VI durante su discurso en la clausura del V Centenario de la Primera Vuelta al Mundo, celebrada en el Alcázar de Sevilla.

Felipe VI durante su discurso en la clausura del V Centenario de la Primera Vuelta al Mundo, celebrada en el Alcázar de Sevilla. / Antonio Pizarro

Cinco siglos de una travesía que convirtió a Sevilla en capital del mundo y que colocó a España a la vanguardia de la modernidad. Una efeméride a la que el Rey ha puesto la noche de este jueves, en el Alcázar, el broche de oro con un discurso en el que ha recordado un pasado de esplendor para proyectarlo sobre un futuro prometedor. Idea también vigente en las intervenciones de los participantes en este acto que ha estado envuelto en sones flamencos, pues ha servido para reconocer la trayectoria de Eva Yerbabuena y de pórtico de la Bienal de Flamenco.

El acto ha comenzado pasadas las nueve de la noche. Las últimas luces del día han dado la bienvenida a los invitados en el Patio de la Montería. Muchos de ellos se habían percatado de un detalle que manifiesta la más rabiosa actualidad. La bandera del Rey –que ondea siempre que el monarca se encuentra en el Alcázar– está a media asta, como símbolo de duelo por la muerte de la Reina de Inglaterra, acaecida hora y media antes de que comenzara la ceremonia.

Don Felipe ha tenido palabras de recuerdo para Isabel II. Ha sido al comienzo de su discurso, una vez que había saludado a los autoridades presentes. Un pequeño homenaje con el que ha querido honrar la memoria de una monarca que en sus siete décadas de reinado también pisó (a finales de los 80) ese mismo palacio donde esta noche se  fin al V Centenario de la Primera Vuelta al Mundo.

Un 8 de septiembre de hace 500 años

Tras entregar el Giraldillo Internacional Ciudad de Sevilla a Eva Yerbabuena y recordar la trayectoria de la bailaora, Felipe VI ha hecho hincapié en que, un 8 de septiembre, pero de hace 500 años, la Nao Victoria llegaba a Sevilla, tras una travesía que había durado más de tres años. Lo hizo con 18 marineros, al frente de los cuales se encontraba Juan Sebastián Elcano.

“Gracias a su extraordinario esfuerzo y a su capacidad de superación, la humanidad dio un paso enorme”, ha subrayado el monarca, que ha incidido en que “por primera vez se descubrieron las verdaderas dimensiones del globo terráqueo”.

Pero lejos de quedarse en una visión melancólica del pasado, el Rey ha proyectado aquella gesta histórica de Magallanes y Elcano en la realidad y el futuro de España. “No cabe duda, pues, que su hazaña se inscribe en la relación de las grandes conquistas de la Historia universal. Como tampoco cabe duda que la proyección global de lo conseguido nos permite seguir reivindicando, cinco siglos después, la vocación universal de España, algo que, como país, nos debe enorgullecer y que nos enorgullece profundamente”.

"Tender puentes"

El Rey de España entre las autoridades asistentes al acto de este jueves. El Rey de España entre las autoridades asistentes al acto de este jueves.

El Rey de España entre las autoridades asistentes al acto de este jueves. / Antonio Pizarro

En este punto, ha sostenido que “la vocación histórica de España ha sido siempre la de tender puentes”. “Somos un país cuyo servicio a la sociedad internacional ha sido y será siempre facilitar el diálogo, la paz y la convivencia”, ha destacado, no sin alentar a construir el futuro entre todos: “Construyámoslo juntos. Y hagámoslo con el mismo espíritu que hace cinco siglos inspiró y animó a aquellos hombres que, superando el miedo a lo desconocido, marcaron un momento decisivo de la historia de la humanidad”.

Tampoco ha faltado en su discurso una referencia al papel tan importante que protagonizó la capital andaluza en aquella época. “España se situó a la vanguardia de la modernidad y Sevilla se transformó en punto de confluencia entre España, América y Asia, convirtiéndose en la primera ciudad verdaderamente global de Occidente”.

Este papel jugado por Sevilla también se ha puesto de relieve en los discursos del presidente de Andalucía, Juanma Moreno, y del alcalde de la ciudad, Antonio Muñoz. El primero ha invitado a “retomar ese espíritu de superación”. “Toca navegar por nuevos tiempos buscando puertos viejos”, ha referido. El regidor hispalense, por su parte, ha recordado las palabras del catedrático Carlos Martínez, cuando definió la gesta de Magallanes y Elcano como “la primera globalización”. Ha destacado la apuesta de la ciudad por seguir ese ímpetu de investigación e innovación, en ámbitos como el Parque Científico y Tecnológico de la Cartuja, la industria aeroespacial, las universidades o la búsqueda de un turismo “sostenible y de calidad”.

La guitarra de Riqueni

Rafael Riqueni durante su actuación en la ceremonia. Rafael Riqueni durante su actuación en la ceremonia.

Rafael Riqueni durante su actuación en la ceremonia. / Antonio Pizarro

En la clausura han participado también el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel Albea, y su homólogo portugués, Joao Gómez. Este último ha recordado la importancia que tuvo la primera circunnavegación en el desarrollo de la ciencia náutica, un saber clave actualmente para hacer frente al cambio climático.

El acto se ha desarrollado delante de la fachada del Palacio de Pedro I y ha estado amenizado por un cuarteto de cuerda de la ROSS y por el guitarrista Rafael Riqueni, que ha deleitado al público asistente con la interpretación de cuatro piezas.