Patrimonio industrial de Sevilla

Puente de Hierro: Cs busca el apoyo del Pleno a su reubicación en un lugar emblemático

El Puente de Hierro en su emplazamiento actual, al final de la avenida de Las Razas. El Puente de Hierro en su emplazamiento actual, al final de la avenida de Las Razas.

El Puente de Hierro en su emplazamiento actual, al final de la avenida de Las Razas. / Juan Carlos Vázquez

El grupo municipal de Ciudadanos que dirige Alvaro Pimentel va a tratar este jueves de lograr el apoyo unánime del Pleno de Sevilla a la recuperación y reubicación del Puente de Hierro o Puente de Alfonso XIII como pasarela peatonal en un lugar emblemático de la ciudad, en línea con la propuesta de diez entidades ciudadanas a la que se sumó hace un mes el propio alcalde Juan Espadas. La idea de Cs es convertir este apoyo en una declaración institucional de todos los grupos políticos del Ayuntamiento: PSOE, PP, Cs, Adelante y Vox. 

El puente de hierro de los sevillanos lleva esperando 23 años un destino y su recuperación desde su desmontaje en 1998, recuerda Ciudadanos

Este es el primer punto de la propuesta de Ciudadanos, que abunda en la necesidad de que esta reubicación se haga de acuerdo con la Autoridad Portuaria y las Administraciones competentes y la colaboración, si fuera posible, con el sector privado, así como que se siga el dictamen de los técnicos y que la actuación cuente con el consenso de las asociaciones y entidades ciudadanas que luchan desde hace casi dos décadas por un lugar digno para esta infraestructura que se inauguró en 1926.

El segundo apartado de la declaración institucional que propone Ciudadanos persigue que el gobierno local de Espadas solicite a la Junta de Andalucía una protección global del Puente de Hierro por la vía de declararlo como Bien de Interés Cultural (BIC) e mediante su inscripción en el Catálogo General de Patrimonio Histórico Andaluz y pase a formar parte del Conjunto Histórico Artístico de la ciudad.

La importancia del puente de 1926

Ciudadanos recuerda que el puente de Alfonso XIII, popularmente conocido como “Puente de hierro” de Sevilla es un elemento arquitectónico singular en la ciudad por su tipología, por su estética, y por su historia, y un claro ejemplo de patrimonio histórico-industrial.

El Plan Especial de Ordenación del Puerto de Sevilla de 1994 contemplaba el traslado del puente para unir peatonalmente Los Remedios con el muelle de Nueva York, frente al Palacio de San Telmo

Fue el único puente construido con motivo de la Exposición Iberoamericana de 1929 y con el paso de los años se integró como elemento en la ciudad y su río, "ganándose el cariño y aprecio de varias generaciones de sevillanos", señala Cs en su exposición de motivos.

Lo diseñó el ingeniero José Delgado Brackenbury, bajo patente de la empresa Scherzer Lift Bridge Co. de Chicago, y lo construyó la empresa Maquinista Terrestre y Marítima de Barcelona ante la realización del Canal de Alfonso XIII, que dejaba la dehesa de Tablada sin acceso por tierra.

Fue inaugurado por el rey Alfonso XIII el 6 de abril de 1926 desde el crucero argentino ARA Buenos Aires acompañado por los tripulantes del Plus Ultra, y se convirtió en el cuarto puente construido en Sevilla sobre el Guadalquivir tras el Puente de Triana, el puente ferroviario de Alfonso XII y la Pasadera del Agua, y en el primero móvil.

Desde años antes de su desmontaje en 1998 (ya en el avance del PGOU de 1987, en 1985) estaba previsto que este símbolo del río de Sevilla fuera reconvertido en pasarela peatonal, y conservada

Su inauguración marca el comienzo de una nueva etapa de Sevilla, la expansión del puerto hacia el sur y la preparación de la ciudad para la Exposición Iberoamericana de 1929.  

En 1990 se aprueba la ampliación del Conjunto Histórico de Sevilla, de forma tal que, por el oeste, su límite coincide con la margen derecha del río, incluyendo el barrio de Triana, y llegando a abarcar por el sur hasta el puente de Alfonso XIII.

Pocos años después, el Plan Especial de Ordenación del Puerto de Sevilla, aprobado en julio de 1994, contemplaba el traslado del puente de Alfonso XIII aguas arriba, para unir peatonalmente las márgenes del barrio de Los Remedios con el muelle de Nueva York, frente al Palacio de San Telmo. El puente se situaría en prolongación de la calle Virgen de Regla, entre los terrenos de la última Fábrica de Tabacos y los del Círculo de Labradores.

En agosto de 2003, la Autoridad Portuaria decide trasladar el puente desmontado al final de la Avenida de las Razas, donde se halla desde entonces

Este nuevo emplazamiento quedó pendiente de estudio. Ese mismo año (1994) se aprobó el Avance del plan Especial de Protección del Conjunto Histórico de Sevilla, que lo subdividía en 27 sectores, entre los que se encontraba el Sector Puerto–Lámina de Agua. Este plan, aprobado en 2001, a su vez dividió el río en tres segmentos: Torneo, Histórico y Puerto, correspondiendo al segmento Puerto el puente de Alfonso XIII. En este documento se catalogan todos los puentes desde el de la Barqueta hasta el de Alfonso XIII, inclusive, protegiendo especialmente los históricos de Triana y San Telmo, que deben mantener su fisonomía. Sin embargo, permite el traslado del de Alfonso XIII, ya desmontado en ese momento.

Desde años antes de su desmontaje en 1998 (ya en el avance del PGOU de 1987, en 1985) estaba previsto que este símbolo del río de Sevilla fuera reconvertido en pasarela peatonal, y conservada. Sin embargo, su desmontaje en 1998 no conllevó su reconstrucción inmediata, por lo que su estructura y otros elementos han quedado a la espera de su reubicación y reutilización. El puente de hierro de los sevillanos lleva esperando destino y su recuperación 23 años.

"En otras ciudades, la reubicación de puentes emblemáticos (la mayoría de ellos de hierro) han convertido dichas construcciones en verdaderos referentes", recalca Ciudadanos

En agosto de 2003, la Autoridad Portuaria decide trasladar el puente desmontado al final de la Avenida de las Razas (Área AL-9), donde se halla desde entonces. No se conserva el puente completo: a causa de expolios, han desaparecido los dos tramos exteriores de aproximación, los contrapesos y otros elementos de la estructura y las pilas y estribos han sido demolidos. Ciudadanos señala que "los restos conservados son los más representativos de la estructura original del puente y conservan un valor histórico, social y tecnológico que la ciudad no puede ni quiere olvidar".

Y añade que "en otras ciudades, la reubicación de puentes emblemáticos (la mayoría de ellos de hierro) han convertido dichas construcciones en verdaderos referentes para sus ciudades y/o en atractivos turísticos. Este es el caso del puente de Pegasus en Francia y el de varios ejemplos en Estados Unidos, como el Sterling Road Bridge, en Michigan".

Diversos colectivos ciudadanos, abanderados por la Asociación Planuente, han propuesto la recuperación y reconstrucción del citado puente de Sevilla sobre el río Guadalquivir dando servicio como pasarela peatonal y ciclista a sus habitantes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios