el psoe de los barrios

Rebelión en el PSOE de Nervión-San Pablo

  • El dirigente 'sanchista' Francisco Páez se queja de que la "derechización" de Espadas puede pasarle factura electoral y denuncia que el partido aparta a los 'críticos' hace dos años y medio

Francisco Páez, secretario geneneral de la agrupación Nervión-San Pablo, esta semana. Francisco Páez, secretario geneneral de la agrupación Nervión-San Pablo, esta semana.

Francisco Páez, secretario geneneral de la agrupación Nervión-San Pablo, esta semana. / víctor rodríguez

El dirigente socialista de la agrupación local más numerosa de la ciudad (y de Andalucía), Francisco Páez, que forma parte del sector crítico alineado con Pedro Sánchez, se ha atrevido a hablar de la gestión del alcalde, Juan Espadas, y de la situación que se respira en el partido cuando queda un año para las elecciones municipales de 2019.

La máxima voz de los socialistas de Nervión-San Pablo censura "la derechización de la política municipal" del mandato de Espadas porque le puede pasar factura política en los comicios del año que viene, y lamenta que el alcalde se haya alejado del socio natural del PSOE que debería ser Izquierda Unida y la izquierda en general. "Espero que no nos estemos equivocando para que el próximo alcalde vuelva a ser Juan Espadas. Cuando la derecha nos aplaude es que algo estamos haciendo mal y eso me preocupa", dijo esta semana en declaraciones a este periódico.

Vienen elecciones importantes y espero que se produzca esa cercanía con la dirección del PSOE "

Páez pertenece a la agrupación con 450 militantes a la que históricamente está vinculado Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, el socialista sevillano que se ha alineado con Pedro Sánchez. Y denuncia que por esta alineación con el sanchismo no recibe el trato adecuado por parte de la dirección del PSOE sevillano.

Páez relata que, por su apoyo a Pedro Sánchez, la dirección del partido en Sevilla lo ha apartado y no mantiene comunicación alguna ni con Espadas ni con la secretaria general del PSOE de Sevilla Verónica Pérez, pese a que le ha pedido a esta última un encuentro en reiteradas ocasiones. "Hace dos años y medio que no se me convoca a ninguna reunión. Vienen procesos electorales importantes y espero que se produzca esa cercanía". La dirección del partido suele reunirse periódicamente con los dirigentes socialistas de las agrupaciones de barrio.

"Se nos ha apartado. Es un gravísimo error porque todos cabemos en el partido. He hecho una crítica desde la lealtad", lamenta Páez y añade que el partido está "secuestrado" y que este mismo trato se les da desde el PSOE andaluz. Desde el PSOE de Sevilla aseguran que "la relación con las agrupaciones de la capital es absolutamente fluida, continua y permanente" y que el alcalde, como vicesecretario general, ha iniciado rondas con cada agrupación, el último encuentro fue el martes en Cerro Amate.

Hay otros cuatro dirigentes de agrupaciones socialistas afines a Pedro Sánchez: Bellavista, Miraflores, Sur y Cerro-Amate.

Del mandato de Juan Espadas, la mayor crítica es que haya pactado la aprobación de los presupuestos de 2018 con la abstención del PP a cambio de concesiones al partido de Beltrán Pérez, algo que le sorprende y ve desafortunado. Conoce a Beltrán Pérez de la Facultad de Derecho, aunque son de promociones distintas.

Páez dice que le hubiera gustado que Espadas se apoye en la izquierda y haga acuerdos puntuales con Ciudadanos. En su opinión la "muleta del PSOE debe ser la izquierda de esta ciudad" como lo fue para Monteseirín. "Monteseirín pactó ocho años con IU y la gestión de esos años ha sido de una nota más que alta, con sus dificultades también porque IU no lo puso fácil. El PSOE no debería perder su esencia y seguir pactando con nuestros compañeros de viaje: IU y la izquierda".

A pesar de todo, opina que Espadas "lo está haciendo bien dentro de la complejidad del momento, con cuestiones mejorables". Entre esas cuestiones mejorables echa en falta una transformación urbanística como la que se llevó a cabo en el mandato de Monteseirín, con peatonalizaciones, avance del carril bici y de la movilidad sostenible. "La situación económica no es la más idónea, pero algunos esfuerzos se tienen que seguir haciendo", insistió.

El dirigente socialista de Nervión-San Pablo opina que "Espadas debe volver a ser alcalde" pero de una forma "más autónoma". Y, en este sentido, critica que en ocasiones el alcalde está atado de pies y manos adoptando una postura que no es la que debiera. Por ejemplo, en el desarrollo de más líneas del Metro de Sevilla Páez considera que "en tres años de gobierno Espadas debería haberse impuesto más y demandar a la Junta más implicación para llevar a cabo las líneas, y añade que no es de recibo tener más proyectos encima de la mesa".

El elogio más claro hacia Espadas es que "hasta el día de hoy" está cumpliendo la palabra que dio al llegar, en el sentido de que dijo al lograr la Alcaldía que respetaría el deseo de las agrupaciones socialistas, y espera que la situación no se tuerza en el último año que queda para las elecciones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios