Aniversario

El Rinconcillo de Sevilla cumple 350 años: un aniversario entre pavías y coroneles

  • La taberna más antigua de Sevilla organiza un amplio programa de actos con motivo de la efeméride

La séptima generación de la familia De Rueda al frente del Rinconcillo. La séptima generación de la familia De Rueda al frente del Rinconcillo.

La séptima generación de la familia De Rueda al frente del Rinconcillo. / Belén Vargas

Pocos negocios pueden presumir de cumplir 350 años. Esta antigüedad es la que atesora una de las tabernas de referencia en Sevilla: El Rinconcillo. Hablar de este negocio es hacerlo de uno de los lugares más emblemáticos de la capital andaluza. Por varias razones, pero, sobre todo, porque ha logrado sobrevivir a los avatares de la historia, y eso, en el sector hostelero, resulta bastante complicado. 

Lo más llamativo de esta larga trayectoria es que siempre se ha mantenido en la misma ubicación, junto a la iglesia de Santa Catalina, eN la esquina con la calle Gerona, antigua Sardina, que así se llamaba esta vía del Casco Antiguo cuando la ocupaban las casas que pertenecían al monasterio de San Clemente en la Edad Media. 

Hasta esa época se ha remontado Carlos de Rueda, propietario de este establecimiento junto a su hermano Javier. Es la séptima generación de esta familia al frente del Rinconcillo. Este jueves han dado a conocer la extensa agenda de actos que celebrarán para conmemorar los tres siglos y medio de existencia del emblemático negocio. 

Como recordó Carlos de Rueda, quienes vivían en aquellas casas pagaban 2.500 maravedíes al año y seis gallinas por el alquiler de las viviendas, que ya en 1655 tuvieron uso como bodega hasta finales del siglo XIX, cuando los ancestros de los actuales propietarios abren una tienda en la actual zona de la taberna que se encuentra en la calle Alhóndiga. Empieza entonces a adquirirse el mobiliario que ha llegado hasta nuestros días. El negocio mantendrá ambos usos (bar y tienda) hasta que en 1970 quedan unificados y se se consolida el modelo que conocemos actualmente. 

En la presentación de los actos se ha dado a conocer también el cartel conmemorativo de la efeméride. Se trata de una obra de Juan Romero, pintor y cliente habitual del Rinconcillo, en el que, en palabras de Javier de Rueda, "se une la tradición y la vanguardia". Durante el presente año, para celebrar el aniversario, se celebrarán distintos actos a los que acudirán las autoridades sevillanas y representantes de la cultura y la economía que mantienen una estrecha relación con esta taberna. 

Cartel de Juan Romero para celebrar los 350 años del Rinconcillo. Cartel de Juan Romero para celebrar los 350 años del Rinconcillo.

Cartel de Juan Romero para celebrar los 350 años del Rinconcillo. / Belén Vargas

Con motivo de los 350 años del Rinconcillo, Fátima Rosado de Rueda ha escrito un libro con la historia de la taberna en el que dará a conocer un hecho que se gestó entre la paredes del negocio y que tuvo gran repercusión en la historia de las cofradías. En dicha publicación colabora Carmen Muñoz Angulo.

De igual modo, se proyectará un documental en el que, entre otros aspectos, se resumirá la historia de Sevilla desde 1670 -cuando abre sus puertas El Rinconcillo- hasta la actualidad. Tres siglos y medio en los que los sevillanos y turistas han podido disfrutar de las "obras de arte" que se han servido en su peculiar barra: pavías de bacalao, tortilla de jamón, espinacas, bacalao con tomate  y, sin faltar, por supuesto, sus coroneles. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios