Robo en Sevilla Roban a unos ancianos por el método del cariñoso en el Tiro de Línea

  • Una joven de unos 20 años sustrajo un sello de oro a un hombre enfermo de alzheimer cuando paseaba con su mujer por la avenida de los Teatinos

La Avenida de los Teatinos en el Tiro del Línea. La Avenida de los Teatinos en el Tiro del Línea.

La Avenida de los Teatinos en el Tiro del Línea.

Comentarios 2

Una pareja de personas mayores ha sido víctima de un hurto mediante el método conocido como el cariñoso. El robo se produjo sobre las dos de la tarde del pasado sábado en la avenida de los Teatinos, en el Tiro de Línea. La víctima es un matrimonio del barrio que estaba dando un paseo por la zona. Ella iba empujando la silla de ruedas de él, que padece alzheimer.

Cuando se encontraban a la altura del colegio, una mujer joven, de unos 20 años, se les acercó para ofrecerles su ayuda. Comenzó a decirles que les recordaban a sus abuelos, que "todavía vivían gracias a Dios", y a darles besos y a cogerles de las manos. La ladrona era española e iba bien vestida. Pese a ello, la mujer receló de ella porque unos meses antes habían sufrido otro hurto y se echó la mano a su cadena de oro.

Por ese mismo motivo, no le dio demasiada conversación y siguió adelante. Fue su marido quien se percató de que le faltaba un anillo de oro que llevaba, poco después de que la joven se hubiera marchado. La joya sustraída es un sello que tiene un alto valor sentimental para la familia, pues lo compró a plazos la mujer en su juventud para regalárselo al hombre del que sigue enamorado.

Este periódico ha contactado con la familia de las víctimas, que han querido hacer pública esta información para que otras personas que puedan sufrir este tipo de robos estén alerta. La familia todavía no ha presentado una denuncia por el hurto, pero tiene previsto denunciarlo ante la Policía Nacional.

Los hurtos cariñosos habían sido frecuentes hasta ahora en el centro de la ciudad, pero no se habían dado demasiados en los barrios. Los ancianos suelen ser víctimas de este tipo de robos, ya que los delincuentes intentan ganarse la confianza de los mismos con tretas como la utilizada por la autora de este hurto, o bien haciéndole alguna pregunta, como la hora o la dirección. Luego, en agradecimiento, le dan un beso o un abrazo. Buscan así un contacto físico suficiente para poder sustraerle una joya, un reloj o una cartera.

Etiquetas

,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios