Sevilla

Cumbre en Sevilla para acercar la administración del Estado a los ciudadanos

  • Sáenz de Santamaría preside la reunión de delegados y subdelegados.

Foto de familia de la reunión en la Plaza de España, con Soraya Sáenz de Santamaría en el centro. Foto de familia de la reunión en la Plaza de España, con Soraya Sáenz de Santamaría en el centro.

Foto de familia de la reunión en la Plaza de España, con Soraya Sáenz de Santamaría en el centro. / Antonio Pizarro

Todos los delegados y subdelegados del Gobierno de España se dieron cita este lunes en la Plaza de España de Sevilla para diseñar un plan de mejora de la administración periférica del Estado. La reunión estuvo presidida por la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, y se celebró en la sede de la Delegación del Gobierno, en la Torre Sur de la Plaza de España. Antes de la intervención de la vicepresidenta, todos los asistentes al encuentro guardaron un minuto de silencio por los atentados de Londres.

Sáenz de Santamaría inició su discurso precisamente haciendo referencia a estos hechos. La vicepresidenta del Gobierno admitió que el pasado fin de semana ha sido "muy intenso" para la Embajada española en el Reino Unido, que ha estado "en permanente contacto" con las autoridades británicas "para conocer cuanto antes la situación y el paradero" de Ignacio Echevarría, el español que permanece desaparecido en Londres. Sáenz de Santamaría destacó que "la unidad de los demócratas" es la fortaleza de las democracias contra los terroristas. Muestra de esa unidad es la imagen de ayer en la Plaza de España, donde las banderas ondean a media asta. La presencia de todos los delegados y subdelegados en la reunión es, para la vicepresidenta "es la imagen de un equipo" y recordó que son ellos quienes dirigen las Fuerzas de Seguridad en sus territorios, "en un nivel antiterrorista muy intenso desde hace meses".

La vicepresidenta defendió la la "capacidad de diálogo" demostrada por el Gobierno para sacar adelante los Presupuestos Generales del Estado para 2017, frente a quienes quieren "sembrar la inestabilidad" y a quienes consideran que "saltarse la ley es la mejor vía para llevar a cabo sus planteamientos". Sáenz de Santamaría no fue más explícita, pero la referencia parece clara hacia el desafío soberanista catalán. La vicepresidenta destacó que la aprobación de los presupuestos con el apoyo de "siete formaciones políticas muy distintas con sensibilidades muy diferentes" constituye un "elemento de estabilidad importante" y pone de manifiesto la "capacidad de diálogo" del Gobierno, que demuestra que "dentro de la ley es capaz de llegar a acuerdos muy importantes que han beneficiado a los que los han suscrito, pero que han beneficiado mucho más al interés general de todos los españoles". La número dos del Gobierno dijo que España registra cotas de crecimiento económico superiores al 3% y al 3,87% en creación de empleo, por lo que el país vive un "momento de recuperación que se presta a pocos ejercicios de funambulismo parlamentario y provocadores de inestabilidad" después de haber sufrido una crisis "muy larga y muy profunda".

La vicepresidenta anunció también la convocatoria de la comisión de seguimiento de la Conferencia de Presidentes para el 17 de julio, seis meses después de que se celebrara. Sobre el plan de modernización de la administración periférica del Estado, se trata de un documento que impulsa una Administración "en evolución, dinámica y coordinada", según el secretario de Estado para las Administraciones Territoriales, Roberto Bermúdez de Castro. El objetivo del Gobierno es "impulsar las innovaciones y transformaciones necesarias para que el ciudadano se pueda relacionar con una Administración más cercana, más eficaz, eficiente y de calidad. Una Administración en evolución, dinámica y coordinada".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios