Sevilla

Sagrado Corazón consolida una técnica frente al cáncer peritoneal

  • La intervención combina la cirugía abierta con la quimioterapia a una elevada temperatura

El equipo de cirujanos de Quirónsalud Sagrado Corazón, durante una intervención. El equipo de cirujanos de Quirónsalud Sagrado Corazón, durante una intervención.

El equipo de cirujanos de Quirónsalud Sagrado Corazón, durante una intervención. / H. Q. S. C.

El hospital privado Quirónsalud Sagrado Corazón ha consolidado una técnica quirúrgica agresiva que logra eliminar tumores localizados en el abdomen en pacientes con metástasis, en estadios avanzados de la enfermedad. La intervención consiste en la combinación de cirugía y de quimioterapia peritoneal hipertérmica. Se trata de una técnica muy compleja que requiere de, al menos, seis horas de quirófano, y de la colaboración de un equipo multidisciplinar integrado por cirujanos, oncólogos, anestesistas, perfusionistas, médicos intensivistas y de enfermería especializada.

"Es una opción relativamente novedosa, que se aplica desde hace quince años en España. Consiste en la extirpación del cáncer mediante cirugía y en la aplicación de quimioterapia peritoneal hipertérmica", explica el doctor José María Álamo, especialista en Cirugía Hepatobiliopancreática y miembro del Servicio de Cirugía, que dirige el doctor Salvador Morales, en Quirónsalud Sagrado Corazón.

Mediante cirugía abierta, los especialistas eliminan los tumores diseminados en el peritoneo (tejido que rodea a los órganos localizados en el abdomen). En una segunda fase de la intervención, a través de la quimioterapia peritoneal hipertérmica, en el mismo acto quirúrgico, los especialistas destruyen posibles restos del cáncer. La aplicación de calor (hipertermia) aumenta la efectividad de la quimioterapia para eliminar las células cancerosas que pueden pasar desapercibidas durante la cirugía. "La quimioterapia se aplica a 41 grados, lo que favorece que penetre en el tejido afectado", precisa el especialista. El objetivo del proceso es borrar todos los tumores a nivel celular y reducir, de este modo, los riesgos de posibles recaídas.

Esta terapia quirúrgica comenzó a aplicarse hace unos quince años en España exclusivamente en la sanidad pública como alternativa para enfermos que, hasta entonces, carecían de opciones para superar al cáncer. "Estos pacientes con tumores diseminados estaban desahuciados hace unos años y tan sólo disponían de tratamientos paliativos. Con la aplicación de esta técnica se ha logrado, en determinados casos, incluso la curación", precisa el doctor Álamo.

El Hospital Quirónsalud Sagrado Corazón incorporó esta alternativa terapéutica hace tres años, con resultados positivos, según explican los responsables hospitalarios.

"Permite aumentar la supervivencia en pacientes que tendrían un año de vida si no se someten a la intervención", asevera el doctor Álamo. Unos 30 pacientes se han beneficiado ya de esta alternativa quirúrgica en el Hospital Quirónsalud Sagrado Corazón. La mayoría de los casos son mujeres afectadas por cáncer de ovario, que presentaban metástasis en el peritoneo y que carecían de otras alternativas. El perfil de pacientes que pueden beneficiarse de esta técnica es el de enfermos de cáncer en estadio avanzado con metástasis en el peritoneo. Los tumores que suelen afectar a órganos y vísceras en el abdomen son principalmente cáncer de ovario, cáncer de colon y el cáncer de peritoneo. "Aunque el cáncer de colon es más frecuente que otros tipos de tumores, la mayoría de los casos candidatos a esta cirugía son mujeres jóvenes con cáncer de ovario, ya que este tipo de tumor es el que más suele afectar al peritoneo", añade el doctor Álamo. Se trata de una técnica que también se ofrece en hospitales públicos y que, en la sanidad privada, se aplica en un selecto grupo hospitales en el ámbito estatal debido, en gran medida, a la complejidad del proceso y a la gran cantidad de recursos que requiere.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios