Actuación en la zona norte del casco antiguo

San Julián estará levantado nueve meses desde el lunes

  • La renovación de las deterioradas tuberías y la mejora de la accesibilidad centran las intervenciones

Imagen general de la Plaza de San Julián, con la iglesia en el centro. Imagen general de la Plaza de San Julián, con la iglesia en el centro.

Imagen general de la Plaza de San Julián, con la iglesia en el centro. / Juan Carlos Muñoz

San Julián estará levantado nueves meses desde el próximo lunes. Las obras consistirán en sustituir todas las redes de abastecimiento y saneamiento debido a su antigüedad en las plazas de San Julián y Moravia, y la calle Duque Cornejo. A estos trabajos hay que sumar dos ya realizados en el barrio: la mejora de la accesibilidad del acerado de la Puerta de Córdoba ante las dificultades que se encuentran los residentes para recorrerla, y la mejora de la pavimentación de la calzada de la calle San Hermenegildo.

36 semanas durarán los trabajos de Emasesa en las redes de abastecimiento y saneamiento de las dos principales plazas del barrio y Duque Cornejo, calle que une la iglesia de San Julián con la de San Luis. El proyecto fue adjudicado por 972.099 euros (IVA incluido) y consistirá en la sustitución de las canalizaciones en servicio, con el fin de que la red de abastecimiento disponga del material adecuado para mejorar el caudal y la presión del servicio; aumentar la dotación de válvulas que permitan mejorar su comportamiento hidráulico; y la renovación de todas las acometidas domiciliarias afectadas.

Los trabajos de Emasesa y Urbanismo cuentan con una partida de 972.099 euros

Los técnicos han seleccionado las canalizaciones que sustituirán a las que actualmente están en servicio para que la evacuación de aguas pluviales y residuales se realice correctamente con la reposición de acometidas, imbornales y todos aquellos elementos necesarios para el correcto funcionamiento de la red por esta zona del centro. Además, se instalará una nueva red de riego que conecte con la que ya existe en el barrio y se repondrá todo el pavimento afectado por las obras siguiendo las directrices marcadas desde la Gerencia de Urbanismo.

En la actualidad, las redes de abastecimiento que serán sustituidas son de hierro fundido. Su antigüedad y estado de conservación provocan muchas averías y suciedad en la red. En lo que respecta al saneamiento, las secciones de los ejes a cambiar son de hormigón. Su mal estado ha provocado intervenciones de los operarios en los últimos años. El riego no existe en ninguno de los tramos en los que se actuará, por lo que se proyecta una nueva red conectada con San Luis. La ejecución de las obras no implicará la interrupción del servicio, por lo que se instalará provisionalmente una canalización de polietileno que mantenga el suministro en las acometidas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios