Sevilla

La Semana Santa ya huele a Feria

  • Cambios. La instalación de las sillas en el Duque y la Campana obligan a líneas 13 y 14 a terminar en la Alameda, lo cual permite que vuelvan por la calle Feria cinco meses después

El 14, ayer por la calle Feria. El 14, ayer por la calle Feria.

El 14, ayer por la calle Feria. / belén vargas

Cinco meses y medio después, las líneas 13 y 14 de Tussam vuelven a pasar por la calle Feria. Desde el 9 de octubre dejaron de hacerlo por las obras que Emasesa todavía está realizando en la calle Amor de Dios y que obligaba a cambiar el itinerario de ambas líneas desde Plaza del Duque por Alfonso XII, Torneo y Resolana, donde recuperaban sus trayectos normales hasta el Polígono Norte y Pino Montano.

El regreso de los autobuses urbanos por la calle Feria es un espejismo, ya que se debe al recorte del trayecto como consecuencia de la Semana Santa. Como todos los años, la Plaza del Duque deja de ser apeadero de autobuses para convertirse, en estas bodas de oro de la inauguración de El Corte Inglés, en centro neurálgico donde se funden la carrera oficiosa y la oficial en la aduana del palquillo de la Campana.

En el terreno de las paradojas, en esta ocasión la inminencia de la Semana Santa ha permitido ampliar, y no recortar, el itinerario de dos de las líneas con mayor demanda de viajeros, que en los últimos meses se han acostumbrado a circundar el perímetro de la Exposición Universal. Las obras comenzaron tres días antes de que se cumplieran 25 años de la clausura de la Expo 92.

El C5, servicio de microbús de Tussam que se mete por calles angostas como Jesús del Gran Poder, Santa Ana o San Luis, sí ha mantenido su servicio en la calle Feria antes de pasar por el Arco de la Macarena en dirección a San Marcos. Línea muy recomendable para palpar el ambiente de las vísperas y los preparativos de la fiesta mayor de la ciudad.

Tres estaciones después, y en puertas del cambio de hora, este fin de semana no juegan el Betis y el Sevilla pero el 13 y el 14, números tan quinielísticos -no estaría mal que nos hiciera millonarios el Irlanda del Norte-República de Corea- han vuelto a pasar por la calle Feria. El primer jueves que se veían los autobuses desde los puestos del Jueves, en ese trayecto desde la Cruz Verde hasta los Altos Colegios pasando por el mercado de la Feria y la iglesia de Ómnium Sanctórum, donde velan cirios los Javieres y el Carmen Doloroso.

En Amor de Dios ha cambiado la cartelera del cine Cervantes, progresaron adecuadamente los alumnos del San Isidoro, pero todavía están las máquinas a la altura de Melado y el Wasabi de comida japonesa. Por obras o por pasos, Trajano sigue sin autobuses, simbólicas cuadrigas, en el segundo milenio de su muerte.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios