Arte urbano Dos murales fotográficos adornar las fachadas de una residencia de estudiantes de El Porvenir

  • El artista Axel Vold es el autor de las obras en Livensa Living, ubicada en el antiguo Club Antares

Dos paseantes junto al edificio con el mural de la residencia de estudiantes.

Dos paseantes junto al edificio con el mural de la residencia de estudiantes. / Juan Carlos Vázquez

En el lugar que ocupaba el Club Antares, entre los barrios de El Porvenir y Tiro de Línea, está la nueva residencia de estudiantes Livensa Living Sevilla, cuyo promotor es Temprano Capital. Esta compañía está apostando por el arte urbano para todos sus proyectos de residencias en la Península Ibérica. Este complejo arquitectónico abrirá sus puertas en el próximo mes de septiembre, ofreciendo una experiencia única a sus futuros residentes con unas instalaciones que cuentan con gimnasio, piscina, terrazas, sala de cine, biblioteca y más de 500 estudios excepcionales. La fachada ha sido intervenida por el artista urbano Axel Void. El edificio, entre las calles Antonio Maura Montaner y Genaro Parladé, cuenta desde ya con dos murales de gran formato (16 metros por 15 metros), que serán un nuevo punto de arte urbano para la ciudad.

Axel Void, cuyas raíces biográficas se encuentran en Haití, Miami y Andalucía, es parte de una generación de pintores cuya educación artística proviene de la cultura del arte urbano, a la vez que recibe una fuerte influencia de la pintura y el dibujo clásicos, que ha adquirido en su formación en Bellas Artes entre Cádiz, Sevilla y Granada. Sus murales se pueden ver en países como Alemania, Italia, Polonia, India, México, Noruega, Estados Unidos, Cuba, Puerto Rico o República Dominicana. Además, en Reino Unido participó en 2015 como artista invitado en Dismaland, el proyecto más ambicioso hasta la fecha de Banksy. Para la intervención en Livensa Living Sevilla, Void está realizando dos murales sitespecific que funcionan a modo de díptico. El mural es una oda a Andalucía, a la relación que la cultura andaluza genera con el espacio público, como si este fuera una extensión del hogar.

El otro mural, titulado 'Cantándole a ladrillos de canela'. El otro mural, titulado 'Cantándole a ladrillos de canela'.

El otro mural, titulado 'Cantándole a ladrillos de canela'. / Juan Carlos Vázquez

Para ello, ha usado como punto de partida una fotografía en la que aparecen unos jóvenes tirándose al mar desde el Puente Carranza de Cádiz. Esta imagen representa el uso que se puede ejercer sobre cualquier elemento presente en la calle, y, sobre todo, el artista resalta la actitud de disfrute y libertad con la que nos podemos relacionar con el espacio público y las oportunidades que este ofrece. El mensaje de este mural se ajusta también al espíritu de la propia residencia, siendo así un aliciente para que los futuros residentes tengan una experiencia enriquecedora, placentera y en conexión con la ciudad y con los propios estudiantes. Axel Void regresa a sus raíces a través de este mural, recordando la capacidad de juego, poniendo en valor las pequeñas cosas y la calidad de vida en esta región. Delimbo, galería sevillana de arte contemporáneo, referente del sector a nivel nacional y de plena vocación internacional, ha sido la encargada de comisariar esta importante intervención en la ciudad, que ve así como su patrimonio urbano se incrementa con una obra de primer nivel.

Por su parte, Livensa Living Sevilla han querido apostar por el talento andaluz en una de sus vertientes más contemporáneas, como es el arte urbano. Para la puesta en marcha de este complejo residencial ha contado con importantes empresas de Sevilla, como son el estudio de arquitectura Novarquia, liderado por Jaime Varela; el diseñador e interiorista Ernesto de Ceano y la galería de arte Delimbo. La residencia de estudiantes Livensa Living Sevilla pretende ser un espacio para la creación de comunidad, un lugar inspirador que genere experiencias satisfactorias en sus residentes, a través de una red de iniciativas que favorezcan su crecimiento personal y que genere conocimiento compartido. Por ello, la realización de esta obra supone una nueva forma de comunicación entre el espacio, el entorno y los residentes, algo inusual en este sector.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios