El fin de la venta de vehículos diésel y gasolina

¿Está Sevilla preparada para el cambio al coche eléctrico?

  • La provincia cuenta con 69 puntos públicos de recarga eléctrica, de los que 115 enchufes están en la capital

  • Las gasolineras tendrán que instalar de aquí a dos años espacios para las cajas de recarga

Recarga de un coche eléctrico en el Factory de Dos Hermanas. Recarga de un coche eléctrico en el Factory de Dos Hermanas.

Recarga de un coche eléctrico en el Factory de Dos Hermanas. / José Ángel García

Comentarios 7

El año 2040. Esta es la fecha que se ha marcado el Gobierno para prohibir por ley la venta de coches de gasoil y gasolina, e incluso los híbridos, para reducir así las emisiones de dióxido de carbono.

El anteproyecto de Ley de Cambio Climático y Transición Energética, que se dio a conocer hace unos días, donde se enmarcaría toda esta nueva regulación, establece un periodo máximo de 27 meses para que todas las grandes estaciones de servicio que vendan más de cinco millones de litros al año tengan operativo un servicio de recarga rápida para vehículos eléctricos. De no hacerlo, las empresas titulares de las instalaciones serán sancionadas con hasta 30 millones de euros de multa por una "infracción muy grave" de la Ley de Hidrocarburos. Por lo que de momento esta medida parece que no afectará a las gasolineras pequeñas o de carácter familiar. Pero, ¿está preparada Sevilla para cambiar los coches de gasoil y gasolina por los eléctricos?

Actualmente, además de los de carburantes, existen coches híbridos, ecológicos y eléctricos. Una tipología, esta última, que no termina de arrancar en la provincia de Sevilla. Según un estudio de la patronal de fabricantes de automóviles y camiones (Anfac), en octubre de este año se han matriculado 21 vehículos eléctricos, de los que sólo 10 han sido turismos o todoterrenos. Una cifra que supone un descenso del 30% respecto al mismo mes del año pasado, cuando las matrículas de vehículos recargables con electricidad sumaron 30 altas -19 turismos y todoterrenos. Si se tiene en cuenta el acumulado desde enero al mes pasado, en la provincia se vendieron un total de 93 vehículos de recarga en la red eléctrica, uno más que en el acumulado de 2017, lo que sí supone un ascenso de matriculaciones del 1,09% en un año.

69 puntos de recarga públicos en la provincia

Dónde se pueden recargar los vehículos eléctricos en la provincia. FUENTE: electromaps.com Dónde se pueden recargar los vehículos eléctricos en la provincia. FUENTE: electromaps.com

Dónde se pueden recargar los vehículos eléctricos en la provincia. FUENTE: electromaps.com / Dpto. Infografía

Según la web especializada electromaps, los puntos de recarga de uso público disponibles en la provincia son 69. Una cifra bastante reducida si se compara con el número de gasolineras, que, según los datos facilitados por Reipa, son 382 estaciones de servicio, más 63 cooperativas. Según esta fuente, actualmente sólo hay puntos de recarga eléctrica en 14 de los 106 municipios de la provincia, por lo que Sevilla contaría con un 1,81% de los 3.800 puntos de recarga que existen en el territorio nacional.

El número de gasolineras en la provincia es casi siete veces superior al de puntos de recarga eléctrica

De entre todos los municipios, la capital es la que cuenta con más puntos con 52, que reparten 115 enchufes. Le siguen, pero muy de lejos, municipios del Aljarafe como Mairena del Aljarafe (con tres puntos) o San Juan de Aznalfarache (que aglutina 9 enchufes, en dos puntos de recarga) Es de destacar que no aparecen en este listado municipios de la Sierra Norte o la campiña sevillana y la escasez de medios en la Sierra Sur.

Ventajas para los conductores de eléctricos en la capital

La ciudad de Sevilla sí mantiene en la actualidad protocolos que benefician a los conductores que apuestan por reducir las emisiones de CO2 y ya en las ordenanzas fiscales del año pasado se recogían beneficios para el uso de un vehículo ya sea eléctrico o híbrido. Así, según está estipulado en las ordenanzas fiscales del Ayuntamiento, se bonifica el 75% del sello del coche durante los cuatro primeros años de su matriculación o desde la instalación de los correspondientes sistemas.

Aparte de pagar menos impuestos municipales, otra de las ventajas de circular con estos vehículos es que tienen prioridad en la circulación por ciudad, ya que pueden ir por los carriles bus. Además en Sevilla, los vehículos eléctricos de personas físicas empadronadas en la ciudad están exentos de pago en las zonas de aparcamiento regulado siempre y cuando hayan solicitado y obtenido el distintivo correspondiente.

La bonificación del 75 % de la cuota del impuesto de vehículos en Sevilla debe solicitarse a la administración local y se aplica igualmente a los vehículos eléctricos, bimodales o híbridos (motor eléctrico-gasolina, eléctrico-diesel o eléctrico-gas), a los impulsados mediante energía solar, y a los que utilicen exclusivamente como combustible biogás, gas natural, gas líquido, metano, metanol, hidrógeno o derivados de aceites vegetales.

¿Cómo afrontan este anuncio las gasolineras?

Los empresarios de las estaciones de servicio de la provincia de Sevilla, presididos por Beatriz Lacañina, lo tienen claro: "No pensamos que esto salga adelante". Se refiere a la parte que, de aprobarse el borrador de la Ley de Cambio Climático y Transición Energética que está ahora sobre la mesa, les tocará asumir. Y es que son muchas las gasolineras en la provincia que venden más de cinco millones de litros de carburantes al año y que por lo tanto, según este borrador, estarán obligadas a instalar puntos de recarga de vehículos eléctricos de aquí a dos años.

"No se nos puede obligar a algo que no nos va a ser rentable. Además, no creemos que esta imposición sea constitucional, sobre todo por el elevado coste total de la instalación de estos puntos en nuestras gasolineras", lamenta la presidenta de los empresarios de las estaciones de servicio. "El Estado no puede decidir por un decretazo una serie de medidas que no nos son rentables", argumenta.

"No estamos en contra de instalar estos puntos, lo que rechazamos es que se haga por un decretazo del Gobierno cuando no es rentable"

Desde el sector solicitan al Gobierno que asuma los costes que supondrá esta adaptación ante la falta de demanda. "Pedimos que se subvencionen las instalaciones y que sea el Estado el que asuma los costes por esta falta de demanda actual", solicita. Lacaniña explica que instalar un punto de recarga de coches eléctricos supone un elevado coste además de la necesidad de incrementar la potencia eléctrica de las estaciones, ya que para un punto de recarga rápida -que carga el 80% la batería del vehículo en un tiempo de 20 minutos- se necesita una potencia eléctrica de 50 kw.

Este tiempo que se necesita para la recarga de los vehículos es un factor que también matizan desde las gasolineras. "Si por coche es necesario para una recarga rápida unos 20 minutos, las colas que se pueden formar van a ser muy importantes, por ejemplo en una operación salida", destaca.

Otra pregunta que se hacen los empresarios del sector es el por qué se tienen que hacer estas instalaciones según el volumen de litros de carburantes que se vendan y no en función de la localización. "Entendemos mucho más lógico que estos puntos de recarga se coloquen en carreteras o parkings públicos que en las gasolineras que pueden estar dentro del núcleo urbano y ser menos utilizados", argumentan.

Beatriz Lacañina insiste en que desde el sector "no se está en contra de esta medida" pero "se necesita tiempo y una evolución lógica". Además recalca que muchas gasolineras ya han iniciado este proceso "dentro de una estrategia de marketing para captar clientes" y que incluso están en conversaciones con empresarios para alcanzar acuerdos, pero subraya que "no es algo que se pueda hacer de un día para otro y por obligación".

Un punto de recarga rápida carga el 80% de la batería en unos 20 minutos y necesita 50 kw de potencia necesaria

El espacio físico es otra cuestión a tener en cuenta, Lacañina asegura que "hay estaciones en las que no caben estos puntos de recarga". Por lo que explica, en algunas estaciones sería necesaria la eliminación de algunos surtidores para poder instalar estos puntos, "por una cuestión simplemente de espacio". "¿Cómo vamos a eliminar surtidores que nos dan negocio para poner unas instalaciones que, ahora mismo, por la baja demanda no nos son rentables? Esto nos llevaría a acarrear pérdidas", se pregunta la presidenta de los empresarios de estaciones de servicios de Sevilla.

Como conclusión, Lacañina asegura que la forma de actuar del Gobierno y la desinformación general está provocando "precisamente el efecto contrario" al objetivo final que persiguen estas medidas que es el de reducir las emisiones de CO2. "Los concesionarios ya nos han transmitido la confusión con la que llegan los compradores de vehículos que, ante el anuncio de la prohibición de coches diésel, gasolinas e híbridos, los que estaban pensando en comprar estos últimos se terminan comprando uno de carburantes puro ante las dudas de qué pasará también con los híbridos. Es una medida que a corto y medio plazo va a aumentar las emisiones de CO2", explica.

Mientras toda esta normativa se esclarece, Endesa e Iberdrola ya han presentado ambiciosos planes de cara a los próximos años. Ambas contemplan la instalación masiva de puntos de recarga tanto en ciudades como en las principales carreteras.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios