Sevilla

Sevilla se queda sin más de la mitad de sus estudiantes internacionales

  • Erasmus Club Sevilla intenta reactivar los proyectos de movilidad con riguroso protocolo de seguridad en sus actividades

Erasmus Club Sevilla en una de sus actividades Erasmus Club Sevilla en una de sus actividades

Erasmus Club Sevilla en una de sus actividades / M.G.

Un curso universitario con menos estudiantes internacionales. La crisis del coronavirus, que se ha intensificado a la vuelta del verano con numerosos rebrotes y nuevas restricciones, ha complicado el inicio de las clases en todos los niveles. En la enseñanza superior, que se ha reactivado en Sevilla con una apuesta inicial por la presencialidad, una de las consecuencias viene determinada por las fuertes limitaciones de la movilidad internacional.

Erasmus Club Sevilla es una de las pocas empresas dedicadas a organizar actividades y eventos para los alumnos extranjeros. Sus responsables advierten que aproximadamente un 70% de los estudiantes que iban a llegar este septiembre a la ciudad finalmente no lo harán, lo que se traducirá en una caída de beneficios de casi un cien por cien. Además, los jóvenes buscan otras formas de conocer el país de destino, se decantan por actividades seguras que guarden las medidas suficientes y necesarias para frenar el contagio del virus. “El estudiante se siente más inseguro que otros años atrás y busca otros tipos de actividades que garanticen seguridad, como por ejemplo una ruta por la ciudad”, asegura Nabil Bouazzi, director de la empresa.

La consecuencia inmediata de este cambio de intereses y perfil es que se han acabado los viajes en grupos numerosos por Andalucía y España, se han cancelado vuelos y algunas de las compañías más punteras de organización de Erasmus han quebrado. Nabil, que lleva más de diez años dedicando su tiempo y esfuerzo a los Erasmus, asegura que nunca se había topado con una situación de estas características. Sin embargo, prefiere mantener una actitud positiva: “No podemos echar el cerrojo ahora, los alumnos están solos en Sevilla, ahora es cuando más nos necesitan”.

La empresa de Erasmus ha tenido que introducir un importante decálogo de medidas de seguridad e higiene en todas sus actividades. “Hemos realizado un protocolo de seguridad a partir de otras instituciones como los museos o los pubs nocturnos para garantizar la seguridad de nuestros estudiantes”. Por ello, el uso constante de la mascarilla, lavarse las manos con gel desinfectante o la distancia de seguridad se ha convertido en obligación para estos jóvenes universitarios. Asimismo, algunas de las actividades que años anteriores se realizaban con total normalidad han desaparecido: "La Alhambra no contesta nuestras llamadas", lamenta Nabil.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios