Sevilla

Tiran la estatua del monumento a Antonio Machado

  • La escultura fue instalada en diciembre Aunque no presenta grandes daños, hay que hacerle nuevos anclajes.

La escultura que forma parte del monumento al poeta Antonio Machado, situado en el exterior de la Casa de las Dueñas, amaneció ayer volcado de su pedestal. Los vecinos alertaron por la mañana al Ayuntamiento, a través del Cecop, de que la estatua habría sufrido algún tipo de ataque durante la madrugada. Personal del Consistorio se personó en Las Dueñas para retirar el bronce y llevarlo a dependencias municipales para evaluar los daños y realizar una restauración, si fuera necesario. Fuentes municipales informaron a este periódico que no hay "grandes daños" y que será repuesta en su pedestal "lo antes posible". Para ellos habrá que realizarle un nuevo sistema de anclaje.

Fuentes consultadas por Diario de Sevilla explicaron que es probable que el suceso ocurriera por un uso "inadecuado" de la escultura, que podría deberse a que una o varias personas se subieran a la escultura para realizarse una fotografía. Aunque el bronce está bien sujeto al pedestal, no estaría preparado para sufrir un "empuje", y por eso los anclajes y los materiales utilizados para pegarlo habrían cedido dando con la escultura en el suelo.

El monumento a Antonio Machado fue colocado el pasado mes de diciembre como culminación de la reurbanización del entorno de la Casa de las Dueñas, una actuación que tuvo un coste de 43.693 euros. Se trata de una obra del artista Julio López auspiciada en 1991 por Jesús Aguirre, marido entonces de la duquesa de Alba. El proyecto quedó entonces varado y se retomó en el mandato municipal de Zoido por iniciativa del profesor universitario de Historia del Arte Benito Navarrete.  La obra consta de dos partes: un relieve que representa el pasado con una imagen del poeta y la escultura de una lectora que simboliza el presente. El conjunto se completa con un olivo y un limonero que Urbanismo plantará en el entorno.

El vandalismo es uno de los principales problemas que sufren las esculturas diseminadas por la ciudad. En lo que va de año una decena de monumentos públicos han sido limpiados en la campaña de limpieza y protección antigrafiti de la Gerencia de Urbanismo. De ellos destaca El mensajero divino, dedicado a los vendedores de prensa, situado en la confluencia de Torneo con Lumbreras, que en tan sólo dos meses ha sido intervenido en tres ocasiones para retirar las pintadas de gran tamaño que cubrían buena parte de las superficies del pedestal y la figura. Otro monumento muy céntrico y que sufre las consecuencias del vandalismo, o del denominado mal uso, es el de la Inmaculada de la Plaza del Triunfo. A la figura de Juan de Pineda le falta un pie. Este monumento en cuestión está muy expuesto al público y son muchos lo que lo utilizan como tribuna, degradando sus elementos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios