Política

Ciudadanos pide adelantar a mayo la instalación de los toldos en el centro

  • Pimentel solicita que se extienda la sombra hasta los barrios y “no repetir los errores de los últimos años, en los que se han empezado a colocar en pleno mes de julio”

Pimentel en la Plaza de la Campana junto al concejal Lorenzo López Aparicio. Pimentel en la Plaza de la Campana junto al concejal Lorenzo López Aparicio.

Pimentel en la Plaza de la Campana junto al concejal Lorenzo López Aparicio. / M. G.

El portavoz de Ciudadanos (Cs) en el Ayuntamiento de Sevilla, Álvaro Pimentel, ha reclamado este martes al equipo de gobierno del PSOE que “adelante a mediados del mes de mayo el inicio de la instalación de los toldos de sombra en las calles más comerciales del Casco Antiguo”, evitando así que “se repitan la retrasos injustificados de los años anteriores en los plazos de colocación de estas lonas”. En este sentido, ha recordado que “esta ciudad tiene el dudoso honor de acumular año tras año una lentitud excesiva en la instalación de estos toldos”, que, “ante la tardanza en la adjudicación del contrato por parte de la Gerencia de Urbanismo”, acaba provocando “un claro perjuicio tanto para los comerciantes como para aquellos sevillanos que caminan por las calles de nuestra ciudad soportando los efectos adversos de los más de 40 grados a la sombra”, ha indicado.

Pimentel ha insistido en que “no es una situación nueva” y que “siempre ocurre el mismo problema con la instalación de los todos”, puesto que “las calles de Sevilla nunca están preparadas cuando llegan las altas temperaturas de golpe, con termómetros muy por encima de los 30 grados allá por el mes de mayo”. Es más, “conscientes de esta situación, ya avisamos a principios de marzo del año pasado de que estos retrasos iban a volver a producirse” y “pedimos al equipo de gobierno que se anticipara y adelantara la colocación de las lonas a los días posteriores a la Feria de Sevilla”. Sin embargo, “la suspensión de los trámites administrativos por la pandemia impidió que así fuera” y “los primeros toldos empezaron a instalarse a mediados del mes julio”. Más allá de este retraso, “obtuvimos el compromiso de Urbanismo de que se licitaría este contrato en el último trimestre de 2020”, de modo que “los toldos de 2021 se colocaran en tiempo y forma”. Pero “esta licitación no ha llegado a producirse en las fechas previstas” y, por ello, “volvemos a reclamar al gobierno municipal que ponga en marcha este contrato para que este año los toldos lleguen a Sevilla antes que las altas temperaturas”, ha señalado.

La formación naranja considera que “son una oportunidad para incentivar el comercio en los meses con temperaturas altas” 

El portavoz municipal de la formación naranja ha añadido que “a nadie se le escapa que el cambio climático está teniendo una serie de efectos negativos sobre nuestra vida diaria” y que, uno de ellos, es “este aumento notable de las temperaturas”. Por ello, “desde el grupo municipal de Ciudadanos nos vemos en la obligación de reclamar de nuevo el inicio de la instalación de toldos en la calles de Sevilla a mediados del mes de mayo” y que, en la medida de lo posible, “se adjudique el contrato por un periodo bianual” para “garantizar una cierta estabilidad en esta materia” y “evitar que cada año tengamos que volver a insistir en un asunto que, por pura coherencia, debería hacerse de facto por parte de la administración local”. Es más, “no se trata de una petición exclusiva de este grupo municipal sino que cuenta con el consenso de los comerciantes de la ciudad”, que ven en estos toldos “una oportunidad más para incentivar las compras en verano” y también para “mitigar en cierto modo las graves pérdidas económicas que ha ocasionado la situación actual”, ha dicho.

Pimentel ha pedido también que, dadas las “circunstancias excepcionales de este año provocadas por la pandemia” y “ante la necesidad de apostar por el comercio de proximidad”, se estudie por parte del gobierno local “la posibilidad de que la instalación de los toldos se extienda a otras calles comerciales de los barrios de Sevilla”, de modo que “pasear por estos lugares no se convierta en una aventura de riesgo para los vecinos con la llegada del verano”. Con estas medidas, ha añadido, “conseguiríamos un doble objetivo”. Por un lado, “reducir los riesgos relacionados con el clima en la vida cotidiana de los sevillanos”, haciendo de Sevilla “una ciudad más agradable” y, por otro, “incentivar el acceso a los comercios del Casco  Antiguo y de los barrios”en un “momento vital” para “la reactivación de su actividad generadora de empleo y de riqueza”, ha concluido.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios